lueck1

Detienen al sospechoso del secuestro y asesinato de la joven estadounidense que desapareció misteriosamente

por Carolina Soto

Mackenzie Lueck, una estudiante de la Universidad de Utah de 23 años, desapareció el 17 de junio después de tomar un Lyft desde el aeropuerto. De forma misteriosa, la mujer bajó del automóvil en un parque localizado muy lejos de su departamento en Salt Lake. La policía inmediatamente comenzó a pedir al público ayuda para intentar localizarla, hasta que la mañana de este viernes se ha detenido al especialista en IT de las Fuerzas Armadas, Ayoola Ajayi, de 31 años, después de que se informara que era una ‘persona de interés’ y después de que se confirmara que en su casa se encontraron los restos incinerados de la chica.  

El Jefe de la Policía del Salt Lake City dio una conferencia de prensa este viernes tras la detención para informar que en una excavación en el jardín del sujeto se localizaron restos humanos incinerados, que después fueron identificados a través del ADN como pertenecientes a la víctima. En el mismo lugar se encontraron algunas de las pertenencias de Mackenzie.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

La hermosa bebé que fue abandonada y ahora tiene más de mil familias dispuestas a adoptarla

La pareja que perdió la vida el día de su boda en un accidente vehicular con una promesa del futbol

Las investigaciones apuntaron a este lugar cuando la vecina del sospechoso informó que había visto al sujeto incendiando algo en su jardín el 17 de junio, apenas unas horas después de la última vez en la que se vio a Lueck con vida. Después de ser detenido, Ajayi enfrenta cargos por asesinato, secuestro y profanación de un cuerpo.

Una pieza clave del caso sigue siendo buscada y es que Ajayi regaló un colchón y box spring en el sitio LetGo hace algunos días y se cree que podría ser evidencia del caso. El arresto del militar retirado que ahora trabaja para DELL se dio solo unas horas después de que los amigos de la chica detectaran actividad en su cuenta de Instagram, llamando la atención de las autoridades. Según la investigación el celular de Lueck dejó de recibir señal en un momento en el que coincidió con el celular de Ajayi en el parque donde la chica desapareció.

La estudiante no fue vista desde que llegó a Salt Lake desde Los Ángeles a donde asistió al funeral de su abuela.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.