La felicidad de Laura, que ha cumplido su sueño de ser madre tras 13 embarazos frustrados en 10 años

Por Samanta Carrasco

Esta mujer tuvo que esperar más de diez años para lograr cumplir su sueño más grande: ‘Convertirse en mamá’. Hoy Laura Worsley sigue sin creer que desde hace nueve meses ha llegado a su vida la bebé más hermosa que pudiera imaginar, la tan esperada y muy querida Ivy. Laura y su esposo, Dave anhelaron tanto este momento, que ambos siguen sintiendo que viven en un sueño, pues durante más de diez largos años y trece embarazos frustrados, esta pareja ha dado la bienvenida a su mayor tesoro.

La nueva mamá le dio la bienvenida a su niña el pasado 12 de septiembre, sin embargo, ha sido hasta estos días que han decidido presentarla, ya que la pequeña nació con apenas 30 semanas de gestación con un peso de tan solo 652 gramos, por lo que tuvo que pasar varias semanas en incubadora y cuidados especiales. Hoy Ivy está más sana que nunca y la felicidad de sus padres ha traspasado fronteras. 

Los contentos padres han compartido su historia con New York Post, donde Laura explicó a detalle: “Era lo único por lo que vivía, solo pensaba: ‘si no puedo tener un bebé, no veo motivo para vivir’”, la mujer narraba mientras compartía 2 especialmente fuertes experiencias entre los 13 embarazos que tuvo durante estos años, ya que perdieron dos bebés en semanas muy avanzadas, a quienes nombraron: Graceson y Leo. Fue así como el matrimonio contactó a un grupo de investigadores del Hospital Universitario de Coventry y Warwickshire (UHCW), quienes trabajan en un importante programa sobre abortos espontáneos y los incluyeron en la lista de parejas a ayudar.

MÁS NOTAS COMO ÉSTA:

​¿Quiénes son los mejores amigos de esta bebé? Estos tres cachorros

La noble mujer que después de trabajar en oncología pediátrica ahora fabrica muñecas iguales a sus pacientes

Tras una nueva esperanza y sometida a distintos y novedosos tratamientos del UHCW, Laura y Davese aventuraron con otro embarazo, siendo este el décimo cuarto. “Me dije que era la última vez que lo hacía”, explicó Laura agregando que decidieron mantenerlo en secreto ante sus familias, sin imaginar, que sus sueños se harían realidad en este último intento. “Con mi historia, quiero dar a otros la esperanza y fuerza para seguir adelante incluso cuando las cosas parecen imposibles. Había leído sobre los milagros de otras personas, y ahora tengo el mío”, finalizó emocionada la Sra. Worsley.​