Joey Quick muere a los 33 años

El papá que sacrificó su vida para salvar la de su hija

por Samanta Carrasco

Hay historias que quitan el aliento, como la de este heroico padre, Joey Quick, un hombre de 33 años que residía en Iowa, Estados Unidos, y que perdió la vida luego de salvar la de su hija. Todo sucedió cuando un perro atacó a la niña de apenas 5 años, y el padre sin pensarlo intervino resultando lesionado, pero fue cuestión de segundos para que Joey sufriera un mortal ataque al corazón. 

Luego del triste momento en el que este hombre perdiera la vida de forma inesperada, la cadena de televisión Fox dio a conocer algunos detalles, como que el perro era de un familiar y que había sido dejado a su cuidado por unos días. A demás, explicaron que la policía llegó a la casa de Joey cuando el enorme perro seguía atacando y tuvieron que dispararle para poder quitárselo. El padre y su pequeña hija se encontraban en el suelo con heridas graves, sin embargo, cuando llegaron auxiliarlos él suplicó que primero atendieran a su princesa. Cuando Joey iba a ser trasladado al hospital dio sus últimos suspiros. La Sheriff del condado de Lee, Stacy Weber expresó para el mismo medio: “El señor Quick defendió a su hija y sin duda ha salvado su vida con sus acciones”, concluyó sobre el tema. 

MÁS NOTAS DE ACTUALIDAD:

La terrible desaparición de una madre y la detención de su multimillonario exmarido

Familiares, compañeros y amigos dan el último adiós al futbolista José Antonio Reyes

Joey aparte de su niña tenía junto a su adorada esposa tres hijos más, a quienes ha dejado con un gran dolor. Amber, hermana del señor Quick compartió un emotivo mensaje y contó un poco más sobre él, expresando que era un mecánico apasionado por el campo, por la pesca y muy devoto por los suyos. “Es tan conmovedor ver el apoyo, las oraciones y las bonitas palabras que mi hermano está recibiendo de toda la nación. Siempre dijo que moriría por aquellos que amaba. ¡Toda su vida tuvo alma de luchador! Muchas gracias a todos por todo”, escribió con los sentimientos a flor de piel.

La familia abrió una cuenta de recaudación de fondos en GoFundMe para apoyarse con los gastos funerarios, sin embargo, ellos buscaban recaudar un máximo de 133 mil pesos mexicanos, lo que nunca imaginaron es que familiares, amigos y hasta desconocidos se solidarizaron con su historia, pues hasta el día de hoy, han recibido alrededor de 500 mil pesos mexicanos.