Elisa Carrillo

La mexicana Elisa Carrillo ha recibido el más alto reconocimiento en el mundo del ballet

por Carolina Soto

La disciplina y esfuerzo que siempre han caracterizado a la bailarina Elisa Carrillo han dado frutos y es que la mexicana ha recibido el premio Benois de la Danse a Mejor Bailarina, considerado el reconocimiento más importante en el mundo del ballet. Elisa fue premiada por su interpretación de Julieta en la puesta de Romeo y Julieta de Nacho Duato, interpretado por el Ballet Estatal de Berlín, compañía en la que la mexicana es prima ballerina.

Este prestigiado galardón es conocido en el mundo como ‘el Oscar de la danza’ reflejando la trascendencia que tiene en este arte, por lo que Elisa no pudo contener su alegría, algo que quiso compartir a través de sus redes sociales: “¡Muchas gracias por todos sus mensajes y sus muestras de cariño”, escribió al posar junto al galardón, “Hoy es un día de inmensa alegría en mi vida y en mi carrera. Estoy sumamente agradecida con el comité del Benois de la danse por haberme otorgado este reconocimiento. Quiero dedicar este premio a todas las mexicanas y todos los mexicanos. Nunca dejemos de luchar y trabajar para alcanzar nuestros sueños. ¡Gracias por sus hermosas palabras!”.

Sobre el escenario, la emoción también embargó a Elisa quien no solo dedicó su premio a su familia y a quienes le dieron una oportunidad en Europa, sino también a México. Con una exitosísima carrera, Elisa es la primera latina en conseguir los tres premios más importantes de esta disciplina, el reconocimiento que se entrega en el Dance Open International Festival de San Petersburgo, el Alma de la Danza que entrega el ministerio de cultura de Rusia y ahora el Benois de la Danse.

Conoce a Isaac Hernández, el mexicano que ha hecho historia en el mundo del ballet

Éste es el segundo año consecutivo en el que México se corona en este premio que se entrega en el Teatro Bolshoi de Moscú, pues el año pasado, Isaac Hernández recibió el mismo premio en la categoría de Mejor Bailarín.

Elisa se puso sus primeras zapatillas a los 6 años y a los 14 ya obtenía una beca para estudiar en Inglaterra en la English National Ballet School. Desde su graduación se integró al Stuttgart Ballet de Alemania y hace doce años se incorporó al Staatsballett Berlin. De vez en vez, Elisa comparte el escenario con su marido, Mikhail Kaniskin, con quien además comparte una hermosa hija. Si quieres ver a esta virtuosa de la danza, se presentará el próximo 2 de julio en el Auditorio Nacional.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.