katiebouman

La chica de 29 años que creó el algoritmo para capturar por primera vez en foto un hoyo negro

by Carolina Soto

Solo tiene 29 años, pero su investigación derivó en el algoritmo que consiguió por primera vez en la historia se capturara una fotografía de un hoyo negro. Su nombre es Katie Bouman y cuenta con el nivel de doctor del célebre MIT, pero a pesar de que su investigación ha dado como resultado un hecho histórico, la científica se emocionó como cualquier chica de su edad, compartiendo una fotografía del modesto momento en el que se consiguió algo por lo que trabajó todo un año. Con una enorme sencillez, ante la atención que esto ha merecido, Katie ha querido dejar claro que no fue únicamente su algoritmo sino el trabajo duro de muchas personas realizado durante años que se consiguió lo que se consideraba imposible.

A través de su cuenta de Facebook compartió: “¡Estoy tan emocionada de finalmente poder compartir en lo que estuvimos trabajando por un año! La imagen que fue mostrada hoy es la combinación de imágenes producidas por múltiples métodos. Ningún algoritmo o persona hizo esta imagen, requirió del increíble talento de un equipo de científicos de todo el mundo y años de duro trabajo para desarrollar el instrumento, el proceso de información, los métodos investigativos y el análisis de técnicas que fueron necesarios para poder conseguir lo que parecía imposible. Ha sido un verdadero honor y soy tan afortunada de poder haber tenido la oportunidad de trabajar con todos ustedes”.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Estudiantes universitarios crean un carro automático para un niño que no puede caminar

El chico que logró sobrevivir tras haber estado ‘muerto’ por una hora, la historia detrás de Breakthrough

¿Por qué había sido tan difícil conseguir esto? Porque el hoyo negro que fue capturado en fotografía se encuentra 55 millones de años luz. Esto significa que sin la investigación de la Dra. Katie se hubiera necesitado un telescopio 10 veces más grande que el artefacto de este tipo más grande que existe en el mundo -de hecho, se calcula que tendría que ser del tamaño de la tierra-, algo que hasta el momento parecía imposible de conseguir. Lo que se hizo de forma muy ingeniosa fue utilizar telescopios posicionados a lo largo de toda la superficie terráquea en un sistema completamente medido. Aunque por el mensaje de Katie podría pensarse que fue algo a lo que dedicó un año, la chica ha contado que comenzó a trabajar con los hoyos negros desde el 2013, entregándose al tema hasta conseguir este enorme logro.