Julian Assange

Julian Assange ha sido arrestado en Londres después de 7 años recluido en la Embajada de Ecuador

by Carolina Soto

Los rumores que parecía no se culminarían esta mañana se han hecho realidad, Julian Assange -fundador de WikiLeaks- ha sido arrestado en Londres. Pero a diferencia de lo que se decía, de que sería expulsado de la Embajada de Ecuador para ser detenido, la realidad fue diferente y es que las autoridades ecuatorianas abrieron la puerta de la residencia oficial a la policía británica para que sacaran literalmente de los brazos al australiano para aprehenderlo.

Julian AssangeVER GALERÍA

Después de siete años en asilo en la Embajada, Assange fue detenido por las autoridades británicas para que pueda hacer frente a los cargos que tiene en Estados Unidos en donde es considerado sospechoso de conspiración por intrusión cibernética, en donde podría pasar hasta cinco años en prisión. También, a pesar de que los cargos han caducado, el Suecia se le buscaba por abuso y acoso sexual, acusación que se podría reavivar tras su detención, según han apuntado medios internacionales.

Es precisamente por ésta última acusación que Assange podría pasar 12 meses en una prisión británica, por no presentarse a la corte para ser extraditado a Suecia en 2012. Después de siete años de reclusión en la Embajada ecuatoriana que le dio asilo, Julian se presentó frente a un juez tras su detención. El juez que llevará su caso en Gran Bretaña calificó sus acciones como las de un “narcisista que no puede ver más allá de sus propios y egoístas intereses”, haciendo especial referencia a su resistencia a la detención.   

Julian AssangeVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Felicity Huffman se declara culpable: ‘He traicionado a mi hija’

Se ha finalizado el divorcio de MacKenzie y Jeff Bezos, y no, ella no se convirtió en la mujer más rica del mundo

La detención de Assange fue posible cuando Ecuador le retiró su apoyo e invitó a la policía a sus instalaciones. El Presidente del país explicó el por qué se tomó la determinación de dejar de apoyarlo, y culpó esto a su ‘conducta poco cortés y agresiva’. También se habló de su interferencia en temas internos del país, bloquear cámaras de seguridad y atacar a los guardias del lugar.

Assange se dejó ver muy diferente a como se le había visto por última vez hace dos años desde uno de los balcones de la residencia. Con la barba crecida, el pelo en una cola de caballo y una actitud sombría, el hombre que fue arrastrado por la policía hasta la patrulla, a la que llegó casi acostado intentando evitar el arresto, levantó el pulgar de su mano en un gesto a los periodistas reunidos a las afueras de la Embajada.

Julian AssangeVER GALERÍA