Lori Loughlin

Mientras Felicity Huffman ya ha sido liberada, Lori Loughlin se ha entregado por el fraude universitario

por Carolina Soto

El escándalo del fraude universitario realizado en la admisión de algunas de las instituciones del mundo ha seguido creciendo. Después de que se reportara que Felicity Huffman había sido detenido “a punta de pistola”, la actriz de Desperate Housewives ya se encuentra en libertad tras haber rendido su declaración. Por su parte, Lori Loughlin, la segunda famosa en esta lista de 50 personas involucradas, se ha entregado a la justicia para seguir su proceso después de que viajara de Vancouver a Los Ángeles.

Lori Loughlin fue detenida un día después de que se diera a conocer la investigación federal por el escándalo en las admisiones fraudulentas de algunos alumnos universitarios. Representantes de las autoridades estadounidenses han confirmado a People que la actriz de Full House está en custodia y se espera que se presente en la corte en la tarde de este miércoles. Desde que se informó esta situación se supo que Lori se encontraba grabando en Canadá, por lo que tuvo que viajar durante la noche para entregarse a las autoridades de Los Ángeles esta mañana.

El esposo de la actriz, que también está involucrado en el caso, fue liberado la noche de ayer. La madre de dos y su esposo, Mossimo Giannulli han sido acusados de conspiración por supuestamente haber entregado 500,000 dólares para asegurar la admisión de su hija Olivia Jade a University of Southern California, a través de un falso ingreso al equipo de remo.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El escándalo de las universidades más prestigiadas del mundo que incluye a algunas famosas

Una famosa influencer y poseedora del título Miss Teen Universe falleció inesperadamente poco antes de cumplir 20 años

Por su parte, la protagonista de Desperate Housewives fue liberada después de pasar el día detenida tras pagar una fianza de 250,000 dólares. Se alega que Huffman habría pagado 15,000 dólares para que las respuestas de su hija en el examen de admisión fueran alteradas y así conseguir su ingreso a la universidad.

El complejo fraude que funcionó desde el 2011 fue iniciado por Rick Singer, quien manejaba dos modalidades distintas. En la primera, se falsificaban documentos para simular que los alumnos estaban enfermos y no podían tomar el examen de forma tradicional, por lo que asistían a responderlo en uno de dos centros controlados. Ahí, Mark Riddell respondía los exámenes o cambiaba las respuestas incorrectas del alumno -ésta sería la versión en la que se ha involucrado a Felicity Huffman-.

La otra modalidad era manejada con un grupo de reclutadores deportivos que otorgaban lugares en sus equipos a estos jóvenes que después desaparecían de las listas por excusas que regularmente incluían lesiones físicas -caso de la hija de Lori-.