brandner

La joven estadounidense que fue atacada por una extraña enfermedad al estar trabajando como maestra en Tailandia

Al encontrarse paralizada por el padecimiento su familia está buscando poder regresarla a casa

by Carolina Soto

Caroline Bradner solo tiene 22 años, pero luchó por su sueño de trabajar como maestra en el extranjero, al mudarse a Tailandia en donde trabajaría con niños que querían aprender inglés. La aventura que comenzó en octubre pasado, tomó un giro devastador cuando la mañana del 22 de diciembre, Caroline despertó en su departamento sin poder moverse. Con un diagnóstico inesperado, su familia ha abierto una cuenta de GoFundMe para poder volarla de vuelta a casa para poder tratar su enfermedad.

Según han contado sus familiares en el perfil en donde están reuniendo recursos, la chica comenzó a sentir debilidad en el abdomen solo un día antes de la parálisis que le quitaría el movimiento del cuello hacia abajo. Al visitar a un doctor local le dijeron que se podría tratar de esclerosis múltiple y tras darle algunas medicinas la mandaron a casa, sin imaginar que al día siguiente no se podría mover. Afortunadamente, esa mañana una amiga estaba con ella y llamó a una ambulancia para llevarla al hospital.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

La chica que encontró a su donador de riñón en Tinder

La madre del niño que falleció al comer las uvas en año nuevo: ‘Se me ha ido la mitad de mi vida’

Ahí le fue diagnosticado el Síndrome de Guillain Barré, una enfermedad autoinmune que ataca los nervios y que afecta a 1 entre 100,000 personas de forma súbita, sin ningún tipo de síntoma previo. Por ahora su mamá ya pudo viajar para estar con ella, pero su familia quiere que vuelva a Virginia, en Estados Unidos para poder ser tratada.

Afortunadamente, gracias a la difusión que el caso ha tenido en redes sociales, el seguro de gastos médicos ha aceptado pagar por la transportación de vuelta a Estados Unidos de la chica, pero se siguen recaudando fondos, pues se sabe que el tratamiento para su recuperación será muy costoso. Se dice que este síndrome en muchos casos se puede superar, pero hacerlo requiere de un trabajo extenuante al que Caroline está por enfrentarse.

Más sobre: