La reacción de esta adolescente al vencer el cáncer no te la puedes perder

by Samanta Carrasco

Emily Sadler, una joven de apenas 15 años, fue diagnosticada con cáncer de tiroides hace casi dos años, a pesar de que estaba viviendo uno de los peores momentos de su vida, la chica siempre se ha caracterizado por la increíble fuerza y actitud positiva que le pone a sus días. La madre de Emily, en declaraciones recogidas por Daily Mirror, explicaba: “Amy, siempre dijo que se curaría, ella es así, se muestra muy perseverante y pidió que, si lograba su lucha quería que se hiciera una celebración”, se leía. 

Tras una dura batalla de casi 21 meses, de fuertes tratamientos y operaciones, las buenas nuevas llegaron, pues las últimas pruebas que se le realizaron dieron el resultado tan esperado ¡estaba libre! Al saber la buena nueva, los padres de Amy (apodo de Emily) organizaron la celebración que había pedido. La madre de la joven es profesora en el colegio al que atiende Emily, así que pudo organizar una gran sorpresa con sus compañeros y profesores. 

A todos se les informó que se tomaría la foto de fin de curso y que tendrían que dirigirse a un salón especial para ello, Amy siguió la indicación sin imaginar que dentro del lugar ya estaban sus amigos y familiares esperándola para darle las buenas nuevas. Llegó el momento y Emily entró al salón, todos en gritos y exclamaciones dijeron: “Emily no tiene cáncer, Emily no tiene cáncer”, en medio de muchas pancartas con mensajes de amor. 

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:
La chica que encontró a su donador de riñón en Tinder
¡Sin generar basura! Todo comenzó como un reto y se convirtió en el estilo de vida de esta joven y su familia

Amy rompió en llanto, en declaraciones recogidas por ABC, comentó: “No sabía qué estaba pasando, me decía Oh Dios mío, mi familia, mis abuelos y hermanos, mis mejores amigos y mis maestros estaban ahí, fue la mejor sorpresa, pues ellos siempre me apoyaron durante todo el lapso del tratamiento”, comentaba feliz, también agregó: “Fue la forma más increíble de darme la noticia, la verdad no pude contener las lágrimas, lloré tanto que parecía las cataratas del Niágara”, entre bromas finalizaba.

La mamá de Amy quiso finalizar recalcando la fuerza que tiene su pequeña “Tiene una fe asombrosa y una visión positiva para la vida, decidió que el cáncer no la iba a vencer ni deprimir y así fue”, concluía orgullosa. Sin duda alguna Emily, es una chica que con su historia comparte un gran mensaje y ejemplo de vida, pues la actitud con la que tomes las cosas es la que definirá los hechos. 

Más sobre: