Sully, el perro guía de George Bush que no se quiere despedir de su dueño

Sully, el perro de servicio de George H.W. Bush, ha enternecido a millones por su nobleza al postrarse frente al ataúd del expresidente

by Samanta Carrasco

La triste noticia de la muerte del expresidente número 41 de Estados Unidos, George H.W. Bush, tomó por sorpresa a muchos hace unos días. El político de 94 años dedicó su vida a servir a su país, y ahora esa tarea ha quedado en manos de sus hijos. La irreparable pérdida de este hombre ha dejado un gran vacío en sus familiares y amigos, e incluso en uno muy especial, mismo que ahora protagoniza una conmovedora historia que ha enternecido las redes sociales.

Después del fallecimiento de su mujer Barbara Pierce Bush, llegó Sully, un perro labrador retriever amarillo de 2 años, que vivió los últimos meses con el exmandatario, fungiendo como un perro de servicio y que hoy ha paralizado las redes sociales. El canino, fue entrenado especialmente para brindar apoyo y compañía a Bush durante sus actividades diarias. Perteneciente a VetDogs, una organización sin fines de lucro, que adiestrar animales para acompañar a veteranos del ejército y personas que lo requieran, se convirtió en una sombra para el expresidente, que lo ayudaba con uno de sus problemas de salud, el Párkinson vascular, incluso apoyándolo con tareas como marcar el teléfono.

 MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

El gesto de nobleza de Sully, a quien se le puede ver junto al ataúd de su amo, ha conmocionado a más de uno. La cercanía con el exmandatario es tal que el can viajará junto con el cuerpo del expresidente a Washington DC, lugar en donde se hará el funeral de Estado de George W.H. Bush

Sully, regresará al campus de VetDogs en Smithtowns, donde tomará unos días de vacaciones y posteriormente comenzará con un entrenamiento nuevo para su próxima misión: ayudar en el centro médico militar Walter Reed, según lo ha revelado el hijo y también expresidente de este país, George W. Bush, quién compartió un mensaje a través de su cuenta de Twitter: “Aunque nuestra familia va a extrañar mucho a este perro, nos conforta saber que él llevará la misma alegría a su nuevo hogar Walter Reed, como le dio al presidente 41”, finalizó el emotivo mensaje.

 

La organización sin fines de lucro ha publicado que el costo por criar (15 meses), entrenar y colocar de forma gratuita un perro de asistencia, va más allá de los $50,000 dólares, (es decir, nada más y nada menos que $1,011,085 pesos mexicanos), dichas contribuciones son financiadas por donaciones de individuos anónimos, fundaciones, empresas y clubes de servicio, con dicha explicación invitan a realizar apoyos económicos a su organización para seguir creando perros de servicio.

Más sobre: