Tortuga herida vuelve a caminar gracias a una silla de ruedas personalizada… ¡de lego!

Una tortuga herida vuelve a caminar gracias a una silla de ruedas… ¡de Lego!

Una tortuga salvaje se encuentra en recuperación en el zoológico de Maryland y recuperó el movimiento gracias a una ingeniosa ingeniería que utiliza… ¡legos!

by Samanta Carrasco

Hace aproximadamente tres meses, un empleado del zoológico Maryland en Baltimore, Estados Unidos; encontró una tortuga salvaje herida en Druid Hill Park y la llevó al hospital de su trabajo para brindarle servicios y tratamientos para su recuperación. La Dra. Ellen Broson, directora senior de salud animal, conservación e investigación de dicho lugar ha revelado: “Tenía múltiples fracturas en su plastrón, la parte inferior de su caparazón. Debido a la ubicación única de las fracturas, enfrentamos un desafío difícil al mantener la movilidad de la tortuga y al mismo tiempo permitirle que se cure correctamente”, explicó en un blog del zoológico.

Garrett Fraess, el joven rescatista, estudiante de medicina veterinaria, participó en conjunto con un equipo de veterinarios del lugar en una cirugía para estabilizar la cáscara fracturada de la tortuga, pero aún así tenía dificultades para moverse y no podía sanar. Fue así, que se le ocurrió la idea: “No hacen sillas de ruedas del tamaño de una tortuga. Entonces, dibujamos algunos bocetos de una silla de ruedas personalizada y los envié a un amigo que es un entusiasta de Lego”, confesó al mismo blog. Dicha ocurrencia fue todo un éxito, pues la tortuga recibió la silla de ruedas especializada de ladrillos de Lego de muchos colores; apenas dos semanas después de la operación. Con la fuerza de sus patas delanteras, la tortuga usa su transporte para moverse dentro y fuera de su nuevo hogar. El animal tiene el tamaño de una toronja.

MÁS NOTAS RELACIONADAS

La silla de ruedas especializada de lego rodea su carcasa y se asienta sobre ruedas y piezas de lego y cuenta con masilla de plomería que fija, lo que lo levanta del suelo y permite que sus patas se liberen para poder moverse.  El fabuloso diseño le permite realizar comportamientos naturales, como cerrar por completo su caparazón. La recuperación del reptil será lenta por naturaleza, pues las tortugas se curan mucho más lento que los mamíferos y aves, porque su metabolismo es más lento; por tal motivo se tiene previsto que dejará de utilizar la silla a mediados del próximo año. El uso de legos no deja de sorprender, ya que no solo se construyen figuras, sino que también ayudan a mejorar la vida de una simpática tortuguita.