anivrsario-especial

¡23 años después de la boda! La primera pareja con Síndrome de Down que se casó en Reino Unido

por Arianne Bello

Pocas veces podemos ver casos cercanos de un amor incondicional, pero gracias a Tommy y Maryanne Pilling tenemos un ejemplo claro de que el verdadero amor no tiene límites. Esta linda pareja se conoció en 1993 mientras ambos asistían al mismo centro de entrenamiento para personas con problemas de aprendizaje. Tan solo 18 meses después de conocerse, Tommy decidió preguntarle a Maryanne si quería ser su esposa con un anillo de juguete que pudo comparar en una máquina expendedora. A pesar del gran amor que se tenían, el camino hacia el altar no fue tan fácil para ellos, ya que al ambos ser personas con Síndrome de Down, muchos a su alrededor pensaron que no eran capaces de llevar a cabo un buen matrimonio.

Sin embargo, no les importó lo que dijeran los demás y algunos meses después de la propuesta, con el apoyo, consentimiento y amor de sus familiares, Tommy y Maryanne lograron hacer su relación oficial con un pequeña ceremonia que se celebró en julio de 1995  en Essex. Hoy, la pareja sigue comprobándole al mundo que su relación puede superar expectativas. Los Pilling decidieron festejar  su aniversario número 23, el pasado viernes al hacer una emotiva aparición en el show, This Morning, en donde se reunieron con la mamá de Maryanne, Linda Newman. Todo el público se conmovió cuando en dicha entrevista Tommy comenzó a recordar su boda diciendo: “Estaba emocionado. Me iba a casar.  Yo la amo”, comentó el tierno hombre sin poder evitar ponerse un poco sentimental.

MÁS NOTICIAS COMO ESTA

Un joven decidió regalar su anillo de compromiso después de que le rompieran el corazón

Una historia de amor complicada que tomó 29 años en encontrar su final feliz… y lo hizo justo en donde empezó

Mientras tanto Maryanne también habló sobre lo bien que se sintió poder celebrar un día tan especial: “Tenía mi vestido blanco y mi pelo estaba hacia atrás. Usé mi corona”, dijo la emocionada esposa de Tommy y reconoció a su madre recordando: “Mi mamá fue quien me entregó”. Linda formó parte esencial de la relación de su hija ya que apoyó sus sentimientos desde el primer instante a pesar de que muchos la criticaran y así mismo ayudó a la feliz pareja a poco  a poco ser más independientes: “Vivieron conmigo los primeros 10 años, cuando eran recién casados. Los enseñé a cocinar y a ser lo más independientes posible. Luego de un tiempo el departamento de al lado estaba disponible y pensamos que era una increíble oportunidad [que se mudaran]. Es mejor para ellos y para mí, ya que tienen su privacidad pero estoy justo al lado si me necesitan”.

Después de todos los obstáculos que han superado, no es sorpresa que Tommy  y Maryanne vivan una vida normal y hasta tengan fiestas en su casa, como lo confesó Newman: “Tienen más fiestas que ninguna otra persona que yo conozca”. Sin más que decir, definitivamente los Pilling seguirán siendo un ejemplo de constancia y amor verdadero para todos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie