gilmartinez

La historia más triste del Mundial, Gilberto tuvo que viajar sin su familia tras un terrible accidente

by Carolina Soto

Cada cuatro años se lleva a cabo la fiesta más grande del mundo, en la que los países se visten en sus colores para enfrentarse y demostrar lo mejor que tienen, pero este Mundial de Rusia 2018 tiene una historia que ha conmovido miles de corazones. Como siempre, los mexicanos están dando nota con su simpatía y calidez, pero Gilberto Martínez ha acaparado los titulares por una razón muy diferente. Él tendría que haber hecho este viaje con sus dos hijos –Diego y Mía- y su esposa Vero, pero el destino le arrebató esta oportunidad y ahora, con el corazón en la mano, ha querido rendirles un homenaje inolvidable.

Con experiencia en otras Copas del Mundo, Gilberto quería vivir su primer Mundial con el pequeño Diego de 8 años, un amante del futbol que soñaba con algún día representar a México. El equipo contaba también con Vero y Mía, su hija de 6, formando una familia como muchas, que solo buscaba pasar unos días únicos en Rusia. Desgraciadamente, dos meses antes de la justa deportiva, un accidente automovilístico arrebataría la vida de la esposa y los hijos de Gil.

Por supuesto, lo último que pasaba por su mente era retomar el viaje, pero un mensaje le cambiaría la perspectiva. Memo Ochoa, portero de nuestra Selección, se enteró de la historia y de lo mucho que lo admiraba Diego. Fiel a su personalidad, siempre entregada, Paco Memo le hizo llegar un mensaje a Gil. “Tu hijo es un ángel que me ayudará a volar”, decía el ídolo de Diego, inspirando a Gilberto a llevar a su familia con él para poder cumplir simbólicamente su sueño. Su único deseo sería el entregarle los guantes de su hijo al guardameta y como le había recomendado su psicóloga, cerrar esa asignatura pendiente que tenía con su familia.

Es así como, armado con una playera con sus nombres que debajo tiene la leyenda “Siempre Conmigo” y sus tres Fan IDs –las cuales ya habían tramitado-, Gilberto ha cumplido con el viaje que tenían planeado. No ha sido fácil, en cada estadio mira al cielo y sabe que tiene que seguir por ellos. Al enterarse de la situación, los organizadores le dejaron pisar la cancha del partido de México contra Corea antes que nadie, en donde simplemente miró al cielo entre lágrimas.

MÁS INFORMACIÓN DEL MUNDIAL

¡Hasta el cielo! Carlos Vela le dedica el gol a su abuelito: ‘Fue una motivación extra’

Después del triunfo de México sobre Alemania, Memo Ochoa volvió a aparecer: “Este triunfo fue por tu familia”, le dijo a Gilberto. La historia de Gil ha dado la vuelta al mundo y desde la concentración de la Selección, Marco Fabián le ha escrito: “Hoy me enteré de la historia de Gilberto, Vero, Diego y Mía y me conmovió. Todo mi respeto y admiración a Gilberto por sobreponerse, por estar de pie, por la fortaleza, por el homenaje, por el amor infinito, por no rendirse y por seguir adelante. Tus ángeles siempre estarán contigo”, sentimiento que en definitiva refleja el de muchos.