Kim Kardashian asegura que no quería no quería ponerle a su hija Chicago

La pequeña nació el 15 de enero

Kim Kardashian asegura que no quería quería llamar a su hija Chicago

Aunque la 'celebrity' quería un nombre de una sola sílaba, fue la infancia de su marido, Kanye West, la que inclinó la balanza

by hola.com

Este año las Kardashian ha sumado tres nuevos miembros a su familia, puesto que Kim, Kylie y Khloé han tenido tres niñas. Kim fue la primera de las tres en recibir a su hija, el pasado 15 de enero a través de un vientre de alquiler. Conociendo los nombres de sus otros dos hijos, North, de 4 años, y Saint, de 2, la expectación sobre cómo llamaría a la pequeña era enorme. Finalmente, el nombre escogido fue Chicago, pensado para ser utilizado en su versión corta, "Chi" (pronunciado "shai"), pero ahora descubrimos que esta opción ni siquiera estaba entre sus preferidas.

Kim Kardashian asegura que no quería no quería ponerle a su hija ChicagoVER GALERÍA

Durante su última aparición en el programa de Ellen DeGeneres, Kim Kardashian ha revelado que a pesar de que ella quiso llamar Jo a su tercera hija en honor a su abuela (y bisabuela de la pequeña) Mary-Jo, al final la infancia de Kanye tuvo más peso. Según ha explicado la socialité, ella prefería que el nombre fuera monosílabo, como lo son North y Saint, y se plantearon los nombres de Grace o Donda, en honor a la madre del rapero, fallecida en 2007. Finalmente, la ciudad de Chicago, donde creció el artista y donde "se convirtió en quien es", ganó al resto de opciones. "La verdad es que me fastidia un poco, no voy a mentir, me gusta mucho que sean monosílabos. Pero me parecía que Chicago era guay y diferente", explicó la influencer.

Tras "Chi" West, llegaron Stormi y True, hijas de Kylie Jenner y Khloé Kardashian respectivamente, aumentando aún más la ya amplia familia televisiva. Las tres hermanas han revelado lo bonito que ha sido para ellas vivir la espera a la vez y la posibilidad de que sus hijas sean tan buenas amigas en el futuro como lo han sido ellas. Además, la diferencia de edad con el resto de los niños de sus hermanos es pequeña: Rob Kardashian, el único chico entre los hijos de Kris Jenner, fue padre en noviembre de 2016 de su primera hija, Dream, fruto de su relación con Black Chyna; por su parte, Kourtney tiene dos chicos y una chica, Mason, Penelope y Reign, de 8, 5 y 3 años. 

En estas últimas semanas ha sido Khloé Kardashian la que ha centrado el interés mediático tras la publicación de unas imágenes en las que se veía cómo su novio y padre de su primera hija, Tristan Thompson, le era infiel con varias mujeres. Unos días después de conocerse la noticia la diseñadora dio a luz a True en Cleveland, a donde se había mudado por su pareja, y desde que anunció el nacimiento de su hija se ha mantenido en silencio en las redes sociales. Kim dejó claro en el programa de Ellen DeGeneres que estaba siendo muy duro y que su hermana, que no había vuelto con su familia a Los Ángeles, estaba centrada en su maternidad y necesitaba tiempo para estar sola y aclararse. También rechazó hacer cualquier tipo de comentario negativo sobre el padre de su sobrina, precisamente con el bienestar futuro de la pequeña en mente, puesto que ella podrá ver las declaraciones de la familia cuando crezca.