allenturpin

Detienen a pareja que tenía a sus 13 hijos encadenados y desnutridos

por Carolina Soto

El mundo se ha conmocionado al saber que el domingo pasado en Perris, California, se realizó la detención de una pareja después de que una de sus 13 hijos escapara y pidiera ayuda, pues todos sus hermanos se encontraban encadenados y desnutridos. Hasta el momento, no se sabe cuánto tiempo llevaban en estas condiciones los chicos que van de los 2 a los 29 años, pero fueron encontrados en un estado de salud muy precario, con un aspecto de niños pequeños a pesar de que más de la mitad se encuentra en la adolescencia o incluso en edad adulta. Al ser rescatados todos los chicos fueron llevados al hospital.

David Allen Turpin, de 57 años, y su esposa, Louise Anna Turpin, de 49, fueron detenidos por tortura y poner en peligro a sus hijos y deberían pagar 9 millones de dólares para poder salir bajo fianza. Aunque no se sabe mucho de lo que sucede, se reporta que la pareja se declaró en bancarrota en el 2011 y que tienen una deuda de más de 500,000 dólares, a pesar de que el padre de la familia parecía tener un sueldo suficiente.

Los familiares de los detenidos se han mostrado sorprendidos con la noticia, pues a pesar de que no habían visto a la pareja en cinco años, habían hablado con ellos a menudo –aunque nunca con los niños-. Los abuelos de los chicos han descrito a la pareja como muy religiosa, dando esa explicación para el número de hijos que tuvieron además de hablar de la estricta educación que les estaban dando. Se sabe que la familia educaba a los hijos en casa, lo que les permitía mantenerlos alejados del mundo.

OTRAS NOTICIAS

Los dramáticos momentos del avión que quedó varado en un acantilado a la orilla del océano

Hasta hace un par de años, la familia compartía fotografías de vacaciones, paseos e incluso, la renovación de votos de la pareja en una cuenta de Facebook. La última fotografía es de julio del 2016 y desde entonces desaparecieron de las redes. Algo que llama la atención es que en todas las imágenes los niños se encuentran vestidos con ropa similar sin importar sus diferencias de edades, lo que ha sido explicado por sus familiares como una cuestión de seguridad.

Sus vecinos han dicho que eran tan reservados que muchos de ellos ni siquiera sabían que los niños vivían ahí. Algunos confirman haberlos visto en alguna ocasión, todos señalando que estaban muy pálidos y que nunca se les veía salir durante el día. Otros vecinos han declarado que en alguna ocasión vieron a los niños buscar comida en la basura pero que no pensaron que pasara algo grave.

 

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.