Cuando en plena boda le gana el sueño al tierno encargado de entregar los anillos

Por Brenda Molina

Las bodas no son para todos, especialmente para los más pequeños, quienes suelen encontrar un poco cansado el estar tanto tiempo en una ceremonia. Sin embargo, Roselee Sadek no podía dejar fuera a su bebé el día en que dio el sí, por lo que decidió otorgarle una gran responsabilidad para el momento: entregar los anillos. Debido a que Max todavía no camina, se le ocurrió subirlo a un carrito manejado de forma remota, lo que haría más divertida su participación.

Con lo que no contaba era con el sueño del niño quien, justo en el instante en el que iba a hacer su gran entrada, se quedó dormido, recargando su cabeza a un costado del vehículo y sosteniendo de forma divertida el volante. Por supuesto, el espontáneo momento se ganó la risa de los invitados, quienes morían de ternura al ver al bebé tratando de mantenerse despierto.

Aunque el encargado de manejar el carrito lo intentó mover hasta el altar, al final prefirieron sacar al pequeño y dejarlo descansar mientras la ceremonia continuó como se tenía planeado. Claro que, tras la celebración, fue la misma Roselee quien decidió compartir el video en Instagram, convirtiendo rápidamente a su pequeño Max en toda una celebridad.

Después de hacerse viral, la chica ha agradecido a toda la gente que le ha escrito para comentarle lo tierno que es su niño, quien después de su siesta, disfrutó un rato de la celebración al lado de sus papás, quienes sin duda querían que él fuera parte de este gran día. Aunque no estuvo durante toda la fiesta, sin duda muchos dirán que, después de la bella novia, él fue el protagonista de aquel momento.

 

A post shared by Roselee Sadek (@roseleesadek) on