Cuando le pides a tu profesor que te ayude a invitar a salir a la chica que te gusta

Por Carolina Soto

Cuando eres adolescente y llega el momento de invitar a salir a alguien que te gusta, los recursos más alocados pueden funcionar. Así lo confesó este chico que quien sin mucho talento cuando de asuntos de amor se trata, decidió ir directamente con su profesor para pedirle ayuda. En vez de tomarse a la ligera la tarea, el maestro decidió aplicar hasta un método filosófico para que la petición tuviera el menor riesgo y que la chica cayera rendida antes los pies de su estudiante.

“Tengo cero talento cuando se trata de escribirle a las chicas, así que literalmente le pedí a mi profesor de inglés que me ayudara a redactar cómo pedir una chica que saliera conmigo con todo y ethos, logos y pathosed. Les mando fotos de después de nuestra cita. ¡Vean lo hermosa que es Hannah! Todavía no puedo creer que me dijo que sí. Pintamos con nuestros dedos en el atardecer, fue increíble y aunque la pintura fue buena, la verdadera obra maestra estuvo junto a mí todo el tiempo. También Winston (su perro) me cayó bien”, escribió el chico que deja en claro está muy ilusionado junto a algunas fotografías en el perfil de Facebook de Love What Matters.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El romántico mensaje de esta pareja al cumplir 80 años de casados

Te enternecerá la forma en la que este papá consuela a su bebé antes de que reciba sus primeras vacunas

Pero, ¿qué dice el infalible borrador? Como buen profesor, empezó estableciendo el propósito que era conseguir una cita. Encantadoramente, el chico hizo toda una investigación y entre los detalles confiesa que no quiera que ella sepa que la stalkeó por Instagram –algo de lo que muchos somos culpables-. En cada una de las categorías, el profesor con el conocimiento adquirido –la chica trabaja mucho, se acaba de mudar, le gusta la fotografía y la comida china, además de que tiene un lindo perro- armó el mensaje perfecto.

“No quiero parecer intenso pero si un día necesitas una noche de relajación después de trabajar o si necesitas comer mientras te mudas de departamento, me encantaría llevarte a cenar. Sería muy divertido y así podría ver a tu perro, que es básicamente la razón detrás de esto”, con este mensaje este estudioso enamorado consiguió a la chica.