jacinto

Conoce al abuelo de 78 años que podría vencer a cualquier jovencito en un reto de lagartijas

by Fernanda López

En un gimnasio de entrenamiento de alta intensidad en la ciudad de Nueva York, Jacinto Bonilla, de 78 años, está redefiniendo el significado de "envejecer" y con el ejemplo, demuestra que llegar saludable y en forma a la tercera edad es posible y sumamente divertido. 

Jacinto es llamado “el abuelo del Crossfit”, y es considerado el hombre de edad más avanzada en haber competido en los Juegos Crossfit, colocándose como una celebridad en el medio y un modelo a seguir para miles de jóvenes que admiran su voluntad, disciplina y sobre todo su espíritu y sed de vida. En una hora, Bonilla pueda saltar sobre una caja de un metro de altura, hacer lagartijas con sólo una mano y subir una cuerda de casi 5 metros, todo junto a los miembros del gimnasio a los cuáles fácilmente duplica en edad.

Pero, ¿por qué esforzarse tanto a su edad? En una entrevista para CBSNews Bonilla confesó que todo su empeño está dirigido en mantenerse saludable para evitar terminar en un asilo de ancianos o al cuidado de uno de sus hijos o nietos, ya que para él ser autosuficiente es el mejor regalo que la vida le puede ofrecer.

En 2008, el admirable abuelo de doce jovencitos, se vio obligado a dejar el entrenamiento durante unos meses para enfrentar el que el define como “su mayor desafío”: luchaba en aquel entonces contra el cáncer de próstata. Durante su entrevista a CBS, confesó que el tema aun le afecta y lo pone un tanto emocional, pues siempre fue un hombre que se mantuvo en forma, saludable y constantemente estuvo al pendiente de su alimentación, por lo que padecer de una enfermedad tan agresiva como el cáncer le resultaba un tanto abrumador. 

Ahora libre de cáncer, Bonilla ha desafiado a crossfiteros mucho más jóvenes que él alrededor del mundo, y hace dos años cuando nadie le quería dar trabajo como entrenador, decidió construir su propio gimnasio en el sótano de su casa y consiguió muchos clientes que él confiesa, lo motivan a seguir creciendo día a día.

"Me encanta ser fuerte. Me gusta poder moverme y hacer cosas que muchos jóvenes no pueden hacer, o no están dispuestos a hacer", dijo Bonilla a CBS. Motivación, inspiración y transpiración; esa es su receta para vivir al máximo cada día. 

Más sobre: