Un error en la cuenta de banco de esta chica le dio vida de millonaria

Bolsos, joyas y zapatos, las desorbitadas compras de esta joven

by si Carolina Soto

Cuando Christine Jia Xin Lee vio que su cuenta de banco tenía una transferencia 2.9 millones de euros (poco más de $60 millones de dólares), decidió darse la vida que siempre soñó. La chica de 21 años es originaria de Malasia, pero vive en Australia en donde se convirtió en una asidua compradora de marcas de lujo.

Con alma de fashionista, compró bolsos de diseñador en todos los colores del arcoíris, joyería de las casas de moda más famosas y por supuesto, looks de todas sus marcas favoritas. Esta vida de millonaria distaba mucho de la realidad de esta estudiante de ingeniería química, pero ella se dispuso a disfrutarla al máximo.

En una fastuosa imagen compartida de las compras de esta joven, sobresale una en la que se ve un impresionante despliegue de bolsos Birkin y Kelly de Hermes, una de ellas en piel de cocodrilo que es de los modelos más costosos. En la lista de shopping también está una almohada Chanel, una pulsera Cartier, botas Louboutin y varias prendas de ropa. Los reportes de su cuenta muestran compras de locura, como los 141,600 euros (casi $3 millones de pesos), que gastó en un solo día en la tienda de Dior en Sídney, para sumar otros 60,000 al día siguiente. En un santiamén había gastado 2.2 millones de euros ($46 millones de pesos aproximadamente).

Fue cuando Christine quiso transferir el dinero restante a otra cuenta cuando las alarmas del banco Westpac alertaron del desfalco que estaba sucediendo. La chica fue arrestada cuando tomaba un vuelo hacia Malasia, ya que el banco quiere que se haga responsable de devolver el dinero, pero ya ha sido liberada bajo fianza. Los abogados del banco han recolectado todos los objetos de compra y se encuentran en una bodega, mientras se resuelve la situación.

Cuando fue cuestionada por el abogado del banco, Christine dijo que ella pensó que el dinero provenía de un depósito de sus padres, por lo que lo gastó sin investigar más. Westpac ha logrado recuperar un porcentaje del dinero que la chica había transferido el año pasado a través de una cuenta de PayPal. En la transcripción del caso, la estudiante dice que sus papás le darán un cheque para pagar lo que debe cuando la visiten en Australia. Hasta el momento no se sabe si el caso en su contra procederá, pero Christine ya ha tenido que decir adiós a sus queridas bolsas.