La suerte de apellidarse Hadid

Tras Gigi y Bella, le ha llegado el turno al pequeño de la casa, Anwar, que a sus 16 años reclama su lugar en el mundo de la moda

por hola.com

“De tal palo, tal astilla”. Un refrán con el que sus dos hermanas mayores habían cumplido a perfección y él no iba ser menos. Anwar Hadid sigue los pasos de su madre y de sus hermanas, Gigi y Bella, para reclamar su hueco en el mundo de la moda. ¡Él también tiene la fortuna de apellidarse Hadid!

gigi-hadid-1--VER GALERÍA

Con la mezcla de genes privilegiados y una red de contactos familiares igualmenten afortunada, no en vano las firmas se pelean por trabajar con Gigi, quien ya es una de las "top", del momento, el pequeño de la casa –el próximo verano cumplirá los 17 años- tiene muchas papeletas para triunfar. Algo que para una de las agencias de modelos más prestigiosas, IMGStars, con sede en Nueva York, Londres, Milán, París y Sídney, no ha pasado desapercibido.

Gigi Hadid, orgullosa de su cuerpo y de su trabajo sobre la pasarela

Gigi Hadid y su familia revelan el drama familiar que viven cuando se apagan los focos

Fue la propia agencia la que le dio la bienvenida por todo lo alto, convencidos de que igual que sus hermanas mayores han sido una apuesta segura –también las tiene entre sus filas- Anwar también puede llegar a serlo, en común tienen además del apellido y unos rasgos que se cotizan al alza en la industria de la moda. Aunque en el caso de Bella no siempre fueron tan calcados a los de Gigi.

one time villain in my town

Una foto publicada por ANWAR HADID (@anwarhadid) el

Los trabajos no han tardado en llegar para él y aunque todavía no lo hemos visto subido a una pasarela, sí cientos de veces en primera fila aprendiendo de sus hermanas, algunas firmar ya buscan su imagen de joven rebelde con un punto de melancolía en la mirada, un James Dean moderno y que viene de la mano de un apellido que suena en todo el mundo.

hadid-VER GALERÍA

Aunque es su hermana Gigi la primera en imponerse en el mundo de la moda, lo cierto es que su madre, Yolanda Hadid –apellido al que ha vuelto después de su reciente separación del productor musical David Foster- trabajó como modelo durante quince años, desde que fue descubierta en Holanda, de donde es natural, hasta que conoció al magnate inmobiliario Mohammed Hadid, con el que se casó y formó una familia. Una relación que duró hasta el año 2000.