Sophie Cruz, la niña mexicana que burló la seguridad para llegar al Papa Francisco

por Tania Galván

Las muestras de cariño para el Papa Francisco en Estados Unidos no paran. La visita del Sumo Pontífice se ha convertido en un acontecimiento lleno de anécdotas, entre ellas, la de una niña que logró burlar la seguridad y llamar poderosamente la atención del Papa.

Papa Francisco VER GALERÍA

Con sólo cinco años de edad, Sophie Cruz consiguió entregarle al Pontífice una camiseta y una carta en la que pedía ayuda para sus padres, originarios de Oaxaca y para el resto de inmigrantes que se encuentran en Estados Unidos de manera irregular.

La niña consiguió burlar las vallas de seguridad y en plena avenida esperó el paso del Papamóvil. Cuando llegó el momento y, ya que había llamado la atención del Papa Francisco, la pequeña fue ayudada por agentes de seguridad que la cargaron para llegar a él. Cuando Sophie estuvo muy cerca del sumo pontífice recibió la bendición, para luego, entregarle una camisa y la carta.

“Quiero contarte que mi corazón esta triste por el odio y la discriminación hacia los inmigrantes de este país”, se lee en el texto de la pequeña, quien acudió al encuentro con el Papa vestida con un vistoso huipil que combinó con un lindo peinado de trenzas.

En su carta, Sophie quiso poner en contexto al Papa Francisco. En entrevista con AP, la niña relató lo que le escribió al Su Santidad. “Ellos son buenas personas. Saben trabajar en los campos cultivando naranjas, sandías, cebollas y muchos vegetales. Por lo tanto merecen salir de la oscuridad. Creo que tengo derecho a vivir con mis padres, a ser feliz. Mi padre trabaja muy duro todos los días en una fábrica de metal. Todos los inmigrantes como mi padre se merecen vivir con dignidad, con respeto y se merecen una reforma migratoria”, declaró la menor, quien confesó le dio miedo que luego de este acto sus papás fueran deportados.

Por su parte, Raúl Cruz, papá de la niña, contó a las cámaras de Telemundo él y la niña viajaron desde Los Ángeles hasta Washigton para solicitar ayuda del Pontífice. Durante su discurso en la Casa Blanca, el Papa no olvidó a la comunidad latina y se presentó como “hijo de inmigrantes”, recordando que él proviene de una familia italiana que viajó a Argentina.