Diagnosticado con cáncer terminal, él tuvo la boda de sus sueños gracias a unos extraños

Por Brenda Molina

Laura y Steven Monks, ambos de 35 años, tenían todo calculado para su boda perfecta y, durante casi tres años, ahorraron pensando sólo en tener dinero comprar una casa propia y poder casarse. Sin embargo, la vida dio un giro inesperado cuando, hace unos meses, él fue diagnosticado con cáncer de intestino e hígado, lo que cambió sus planes por completo pero también, la forma en la que ambos veían la vida.

VER GALERÍA

“Pasamos años ahorrando y, viendo hacia atrás, nos hubiera gustado haberlo hecho con moderación. Sólo hemos salido una vez de vacaciones como familia porque siempre estábamos pensando en tener dinero. Steven trabaja por su cuenta y lo hacía seis o siete días a la semana. Ahora ve hacia atrás y desea haber pasado más tiempo de calidad con nosotras”, contó Laura al Daily Mail.

A pesar de sus ganas de vivir y del apoyo de su novia y madre de su hija Lydia, de tres años, el cuerpo de Steven, no reaccionó al tratamiento y, cuando los doctores le dijeron que se encontraba en fase terminal, se dio cuenta de que no quería irse de este mundo sin estar unido a Laura y decidieron casarse. La pareja no contaba con los recursos, así que buscaron una alternativa y así, se toparon con la fundación Gift of a Wedding, la cual se encarga de reunir fondos para casar parejas en la misma condición.

VER GALERÍA

“Tuvimos una reunión con una enfermera y ella nos habló de esta fundación. Nos explicó que ellos buscan negocios y personas que quieran ayudar a gente como nosotros que necesita casarse rápidamente” relató Laura, quien pudo vestirse de novia gracias a una tienda especializada que le donó el atuendo. Además, tuvieron un DJ, un mago, un hermoso pastel, flores, fotógrafo y una perfecta locación justo en el centro de Manchester, Inglaterra.

Y así, la boda que ambos planearon durante tanto tiempo se vio materializada gracias a las donaciones de gente que no los conoce, pero que sintió empatía ante el amor que se profesan y que va más allá de lo que la vida les traiga en el futuro, como dijo la ahora señora Monks: “Steven está ahora en cuidado paliativo y no sabemos qué viene, pero la bondad de la gente hizo de este día completamente inolvidable”.

VER GALERÍA

¿Ya nos sigues en Pinterest? Dale clic y "pinea" con nosotros