miradores-de-javea

De mirador en mirador por la costa de Jávea, entre pinos, calas y acantilados

De norte a sur, son 15 los estratégicos miradores que se suceden a lo largo de esta ruta y desde los que admirar, entre pinos que llegan al mar, el espectacular paisaje de la Marina Alta levantina. ¿Preparados para descubrirlos?

by ANDREA SUSO

Jávea se extiende desde las cercanías de la base del macizo del Montgó, donde está situado el casco histórico, hasta las estribaciones del cabo de la Nao, en cuyo entorno se ubican las últimas urbanizaciones del término municipal. Jávea sublime, inmensa», escribe Joaquín Sorolla a su mujer cuando visita por primera vez esta localidad en 1896, «esto es todo una locura de sueño, el mismo efecto que si viviera dentro del mar […] este es el sitio que soñé siempre, Mar y Montaña, pero ¡qué mar!». Esta costa que fascinó al pintor valenciano -tan diferente al resto del litoral alicantino, tan parecida a la de las islas Baleares- es la que se ha señalizado en 15 puntos estratégicos bajo la denominación Miradores de Jávea. Todos tienen acceso en coche y en cada mirador hay carteles explicativos. Para los que se animen a ir andando o en bicicleta tendrán que superar los 29 kilómetros de la ruta y un desnivel de 514 metros e invertir entre 3 y 4 horas y media, respectivamente.

centre-historic-museu-soler-blasco-bicicleta-xabia-javeaVER GALERÍA

AL PRIMERO, DESDE EL PUEBLO
Al primero de ellos, Els Molins, se llega tomando desde el pueblo -presidido por la imponente silueta de la iglesia-fortaleza de San Bartolomé- la carretera CV-736, que une Jávea con Denia en un recorrido que asciende lleno de curvas entre la ladera este del Montgó y el mar. Una vez arriba, hay que tomar a la derecha la carretera hacia el cabo de San Antonio [CV-7362]; a unos 150 metros se encuentra el camí dels Molins. En esta zona, en pleno Parque Natural del Montgó, pueden verse 11 molinos de viento construidos entre los siglos XIV y XVIII. Estratégicamente ubicados en la loma del cabo de San Antonio, aprovechaban para la molienda del trigo el llebeig, un viento del suroeste que sopla prácticamente todo el año. Tras dejar de utilizarse en el siglo XIX, hoy la mayor parte de ellos están huecos y algunos están siendo restaurados. 

javea-acantilados-alicanteVER GALERÍA

CABO DE SANT ANTONI
Para acceder al segundo mirador, el del cabo de Sant Antoni, hay que regresar a la carretera que lleva al cabo y donde termina, a 150 metros de altura sobre el nivel del mar, se disfruta de unas vistas espectaculares: hacia el norte, una línea costera que cae en un impresionante acantilado, Denia y el golfo de Valencia; hacia el sur, la mirada abarca toda la bahía de Jávea hasta el cabo de San Martín, también llamado cabo Prim.

Llega el momento de dejar estas alturas y desandar camino hasta el pueblo. Desde él bajar al núcleo urbano del puerto, donde se encuentran el puerto pesquero, el club náutico, la iglesia de la Virgen del Loreto -con su original techo en forma de quilla de barco- y la playa de la Grava. La carretera que lleva al siguiente mirador discurre paralela a la costa y recorre, en dirección sur, hasta la bahía del Arenal, el llamado primer Montañar. 

A la izquierda quedan el mar y la playa del Benissero, que se prolonga a lo largo de dos kilómetros alternando superficies de grava y de piedra tosca, tan característica de esta zona, que se utilizó para la construcción desde tiempos de la antigua Roma.

Javea-Playa-Ambolo--alicanteVER GALERÍA

PLAYA DE EL ARENAL
Al final, justo antes de llegar al Canal de La Fontana, el Parador abre paso a la playa de El Arenal, una pequeña bahía que se cierra al sur con la punta del Arenal. Desde ese mirador se disfruta de una espectacular vista del cabo de San Antonio y también del Montgó, cuya silueta parece desde esta perspectiva el perfil de un rostro humano. A su izquierda se pone el sol y en días despejados o de poca nubosidad merece la pena contemplar la espectacular puesta desde alguna de las terrazas del extremo del paseo que bordea la playa.

MIRADOR DEL PORTIXOL
Tras la punta del Arenal la ruta continúa, siempre en dirección sur, por el llamado segundo Montañar, en uno de cuyos cruces una señal indica la dirección hacia el cabo de la Nao. En el recorrido entre urbanizaciones y pinos, hay que hacer un alto en el mirador del Portixol, identificable por una cruz de tosca situada a la izquierda, al borde de la carretera. La vista, con el islote del Portixol al frente, merece la parada: aguas limpias con tonalidades que recorren toda la gama de los verdes y azules y unas pinadas que llegan casi hasta el mar. 

Mirador7-creu-del-Portitxol-xabia-baixaVER GALERÍA

CAP NEGRE
Un poco más adelante, pasado el desvío a La Granadella, la carretera lleva hasta el Cap Negre. Desde lo alto, los acantilados cubiertos por un tupido bosque de pino carrasco y una panorámica que permite abarcar con la mirada el Montgó, el cabo Prim, el de San Antonio y el islote del Portixol, cortan el aliento.

Mirador-Cap-Negre-vista-Portitxol-Cap-Prim-nit-baixaVER GALERÍA

EL EXTREMO MÁS ORIENTAL DE LA PENÍNSULA
Punto de encuentro entre los golfos de Valencia y de Alicante, el cabo de la Nao es el extremo más oriental de la península Ibérica y el más cercano a la isla de Ibiza, visible en los días más despejados. Declarada microrreserva botánica, su abundante vegetación -pinos blancos, palmitos, acebuches, chumberas- es típicamente mediterránea. Hay que dejar el faro a la izquierda y acercarse al mirador situado en lo alto del acantilado. La vista desde aquí es impresionante. En los escarpados acantilados de esta zona los lugareños se descolgaban con cuerdas -algunas de las cuales aún pueden verse colgando de las peñas- para pescar; de ahí el nombre de la zona en la que se sitúa el mirador de Les Pesqueres. 

Javea-Cabo-la-Nao´faro-alicanteVER GALERÍA

LA GRANADELLA
Retomando la carretera de regreso a Jávea aparece la desviación que lleva al mirador que cierra este recorrido: La Granadella. Situada en la desembocadura de dos barrancos de pino carrasco, esta cala abriga una de las más hermosas playas del litoral levantino: pequeña, de cantos blancos y aguas cristalinas, cuenta con unas praderas de posidonia que atraen a numerosos buceadores. Aquí los pinos casi bañan sus troncos en el agua. Disfrutar de una paella bajo estos árboles en el restaurante Llebeig es una buena manera de finalizar este recorrido por Jávea y sus miradores.

javea-platja-granadellaVER GALERÍA

NO DEJES DE... Acercarte a conocer la Cova Tallada, una espectacular gruta se encuentra bajo un acantilado de la Reserva Natural del cabo de San Antonio. En el medievo fue tallada para extraer piedra tosca, y de ahí su nombre. Desde Jávea es accesible por la CV-736 en dirección Denia, siguiendo las indicaciones al cabo de San Antonio. El último tramo es un sendero que hay que recorrer a pie y que finaliza en una bajada pronunciada. 

cuevas-javea-alicanteVER GALERÍA

javea-turismo-activo-cueva-piraguas-xabiaVER GALERÍA

GUÍA PRÁCTICA

Cómo llegar
Situada a 111 kilómetros al sur de Valencia y a 97 kilómetros al norte de Alicante. 

Cuándo ir
Jávea tiene uno de los mejores microclimas mundiales y una temperatura media entre 17 y 22 grados.

Dónde dormir
En el Parador de Jávea (parador.es), una construcción moderna en una ubicación excepcional, con las habitaciones y los cuidados jardines abiertos al mar de la bahía del Arenal. Y también en El Rodat (elrodat.com), un cuatro estrellas situado a la entrada de la urbanización El Tosalet, que cuenta con habitaciones y villas en un entorno de jardín mediterráneo. 

gastronomia-arroz-negro-xabiaVER GALERÍA

Dónde comer
En La Perla (laperladejavea.com], con excelentes arroces y pescados y una vista privilegiada sobre la bahía. En Mezquida (restaurantemezquida.com), donde probar buenos arroces, cocas y un cruet de pescado que gana año tras año el primer premio del Concurso Xàbia al Plat Mariner. Y también en EL SUR (restaurantesur.com), ubicado en el lado izquierdo de la cala de la Granadella, este restaurante familiar especializado en arroces y guisos marineros cuenta con barca de pesca propia.

Más sobre: