Familia-Real-reina-Isabel

Los lugares más especiales de la Familia Real británica

De la abadía de Westminster, testigo de coronaciones y de la boda de los Duques de Cambridge, al castillo de Balmoral, la residencia favorita de la Reina Isabel. Un recorrido por lugares imprescindibles con mucha historia. 

by hola.com

ABADÍA DE WESTMINSTER
Un viaje real a Reino Unido no sería del todo auténtico sin la visita a la histórica abadía de Westminster, que ha sido testigo de coronaciones desde 1066, así como lugar de celebración de la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton en abril de 2011. Los visitantes de la abadía podrán ver las tumbas de 17 monarcas, así como una impresionante colección de mausoleos de grandes personalidades de la historia de Reino Unido. Además, el museo de la abadía acoge el trono de coronación, junto a numerosas obras de arte, vidrieras, telas y más.

Westminster-londresVER GALERÍA

PALACIO DE BUCKINGHAM
No se trata tan solo de un lugar emblemático de Londres, sino que también es la residencia oficial de la monarquía británica. El palacio cuenta con 19 salas de Estado abiertas al público en verano, desde finales de julio a principio de octubre, que se acompañan de visitas guiadas. El cambio de guardia se realiza periódicamente frente al palacio (a diario en los meses de verano). Hasta el próximo 12 de noviembre en las Galerías de la Reina se puede disfrutar de la exposición Canaletto y el Arte de Venecia, una colección de pinturas del artista adquiridas por Jorge III y que muestran la Venecia del siglo VIII.

BUCKINGHAM-LONDRESVER GALERÍA

CASTILLO DE WINDSOR
Un viaje corto en tren lleva al castillo de Windsor, el mayor y más antiguo habitado del mundo, una de las residencias oficiales de la Reina, donde pasa la mayoría de fines de semana. Los visitantes pueden conocer los apartamentos de Estado, la capilla de St. George, la casa de muñecas de la reina María, además de la conocida Round Tower sobre el río Támesis, que desde lo más alto, a 65,5 metros, permite disfrutar de unas vistas sin igual del castillo y del Gran Parque de Windsor, el valle del Támesis y el perfil urbano de Londres. Muy cerca, a 6 kilómetros del castillo, se encuentra Ascot, en cuyo hipódromo se celebra la carrera de caballos más aristocrática, cita clave en el calendario social británico. Este año se celebra entre el 20 y el 24 de junio.

Windsor-castilloVER GALERÍA

ISLA DE ANGLESEY
Convertida en lo que ahora el príncipe Guillermo y Kate llaman hogar, la isla de Anglesey es conocida por su belleza natural, con una gran variedad de playas y caminos costeros desde los que contemplar maravillosas vistas del litoral de Gales. Para satisfacer al paladar, nada mejor que dar con The Flaming Grill, un puesto ambulante de comidas que el príncipe Guillermo solía frecuentar durante su entrenamiento en la academia del Ejército del Aire inglés y al que otorgó un sello real. Allí se encuentra el castillo de Beaumaris, la última y la mayor fortaleza del rey Eduardo I en Gales, designada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aunque nunca se terminó su construcción, está considerada el castillo más elegante de Gales.

Beaumaris-castilloVER GALERÍA

THE ROYAL YATCH BRITANNIA
Buque insignia de la Casa Real Británica durante 44 años, el Royal Yacht Britannia llevó a la familia real en 968 viajes oficiales por todo el mundo, además de ser el lugar donde celebraron su luna de miel el príncipe Carlos y la princesa Diana en 1981. Hoy, el barco está anclado permanentemente en Edimburgo y durante su visita los visitantes pueden recorrer sus cinco cubiertas.

TORRE DE LONDRES
Es en esta torre que ha sido a lo largo de su historia residencia real, fortaleza militar y prisión donde se guardan las joyas de la Corona, 23.578 gemas entre las que se encuentra la reluciente Corona imperial del Estado. El recorrido por ella, además de pasar por la la torre Blanca, el palacio medieval o la prisión, sigue la pista al fantasma de la reina Ana Bolena, enterrada en la capilla de St Peter ad Vincula.

torre-LondresVER GALERÍA

CASTILLO DE BALMORAL
En el concejo escocés de Aberdeenshire y en medio del magnífico paisaje de Royal Deeside, Balmoral es una de las residencias de verano favoritas de la Reina Isabel, donde no es raro encontrarse con ella si uno se aloja en una de las encantadoras casita de campo inglesas de sus alrededores. Todos los terrenos, jardines y exposiciones del castillo están abiertos al público desde el 1 de abril al 30 de julio.

Balmoral-castilloVER GALERÍA

PALACIO DE HOLYROODHOUSE
Se trata de la residencia oficial de la Reina en Escocia. Situada al término de la Royal Mile, en Edimburgo, el palacio tiene mucho que ver con el turbulento pasado de Escocia, incluyendo la historia de la reina María I, quien vivió en él hasta el siglo XVI. Además de visitar la Galería de la Reina, este año a partir del próximo 4 de agosto y hasta el 26 de noviembre se puede disfrutar de la exposición Shadows of War, una impactante obra de Roger Fenton.

Holyroodhouse-escociaVER GALERÍA

SANDRINGHAM ESTATE
Cerca de Kings Lynn, en Norfolk, se encuentra uno de los retiros más queridos de la Reina Isabel. Ha sido residencia privada de cuatro generaciones de la monarquía británica desde 1862, ella la visita todos los años en el aniversario de la muerte de su padre, y ahora los que lo deseen puede pasear por sus encantadores jardines durante el verano. Muy cerca, también en Sandringham, está Anmer Hill, donde los Duques de Cambridge fijaron su residencia al nacer su primer hijo. Se trata de una casa de campo a unas dos horas y media de Londres donde la familia hace vida tranquila mimetizada con los habitantes de Norfolk.

Sandringham-REINO-UNIDOVER GALERÍA

PALACIO DE KENSINGTON
En el centro de Londres, el palacio de Kensington es la residencia oficial en Londres de los Duques de Cambridge, como fue también la de la princesa Diana. Durante la visIta a su interior se pueden admirar los apartamentos reales, encandilarse con el Palacio Encantado, una serie de instalaciones que ofrecen una fascinante interpretación de las historias secretas del palacio, y acabar tomando el té en el restaurante The Orangery, al lado del palacio, que cuenta con algunas de las mejores selecciones de té en Londres. 

Más sobre: