puente-romano-cordoba

48 horas en Córdoba, pistas para enamorarse de esta ciudad a orillas del Guadalquivir

Córdoba es una ciudad que requiere tiempo y tranquilidad. Pero si solo se dispone de dos días lo más sensato es empezar la visita en la Mezquita, continuar por las calles que circunvalan la Judería y pasear por los jardines y estanques del Alcázar de los Reyes Cristianos. Tiempo habrá después para llegar a la plaza del Potro y conocer las iglesias fernandinas. Entre paseos y paseo, los dos días también deben dar para disfrutar del tapeo y de la gastronomía, que de eso esta ciudad sabe y mucho.

by hola.com

SÁBADO MAÑANA
Para empezar, conviene elegir un hotel céntrico en Córdoba porque así te tendrán más a mano todos los imprescindibles de la ciudad, La Boutique Puerta Osario, un pequeño y moderno alojamiento de diseño y ambiente familiar está bien situado, como los renombrados El Palacio de Bailio (hospes.com) y Balcón de Córdoba (balcondecordoba.com), pero nos gusta especialmente Viento 10 (hotelviento10.es), un hotel diferente en una antigua casa de estilo árabe restaurada con patio con arcos y columnas. 

mezquita-cordoba-Ampliacion-AlmanzorVER GALERÍA

Después de dejar la maleta lo primero es empezar por el principio. Y el principio es la Mezquita, el alma y el sentido de la ciudad. En ella reside su belleza e historia. Conviene entrar por la puerta del Perdón hacia el luminoso Patio de los Naranjos y cruzar la puerta de las Palmas que conduce al interior del templo. Una vez paseada la primera construcción mandada construir por Abd al-Rahman I hay que dirigirse a la ampliación patrocinada por el Califa al-Hakam II, donde se halla el mirhab y la maqsura, los espacios arquitectónicos más deslumbrantes del monumento omeya. La ampliación de Almanzor, situada al este de la nave, rodea algunas de las capillas cristianas más interesantes del monumento. Una vez paseada la zona árabe es hora de recorrer la Catedral cristiana, incrustada en el corazón del edificio.

mezquita-catedral-Mirhab-al-fondoVER GALERÍA

Catedral-mezquita-cordobaVER GALERÍA

Tras la visita a la Mezquita hay que caminar por las calles más interesantes del barrio de la Judería, empezando en la plaza de Judá Leví y continuando en la plaza de Maimónides, donde se alza el Museo Taurino. La calle Judíos conduce a la plaza de Tibiriades, donde se honra la memoria del médico y filósofo Maimónides, y unos metros más arriba abre sus puertas la Sinagoga judía.

cordoba-sinagoga-155895VER GALERÍA

El Alcázar de los Reyes Cristianos queda frente al Campo Santo de los Mártires, en cuyo subsuelo han sido rescatados del olvido unos baños califales de época de al-Hakam II. Después de admirar en el interior las salas donde se exhiben las colecciones arqueológicas romanas, toca salir a exterior para disfrutar de sus jardines y estanques, que retrotraen la memoria a un pasado andalusí de esplendor y refinamiento.

ch-Alcazar-de-los-reyes-cristinanos-159058VER GALERÍA

La visita hasta aquí ha sido intensa, así que seguramente se haya hecho la hora del almuerzo y para calmar el hambre lo mejor será optar por algunas de las tascas o restaurantes que rodean las plazas de las Tendillas y Corredera, como El Correo (Jesús María, 2), El Aguacero (pl. de San Miguel, s/n) o, un poquito más allá, la cocina vanguardista de Cuatro Manos (cuatromanos.es).

Salmorejo-cordobaVER GALERÍA

SÁBADO TARDE
Repuestas las fuerzas, por la tarde hay que bajar hasta la plaza del Potro, donde abre sus puertas el Museo de Bellas Artes, pero además otro muy afamado, el de Julio Romero de Torres, donde se exponen algunas de las obras más interesantes del artista que mejor supo captar la sensualidad, la belleza y el drama de la mujer andaluza.

La calle Lineros conduce hasta la iglesia de San Pedro, mandada construir por Fernando III tras la conquista de la ciudad en 1236, y, no muy lejos de este templo del barrio de San Pedro, en la barriada de San Lorenzo se erige una de las iglesias góticas más interesantes de Andalucía, con un descomunal rosetón en su fachada y en el interior, la querida imagen del Cristo de Remedio de Ánimas. Próximo a San Lorenzo están, además, algunos de los patios más bellos de la arquitectura popular cordobesa, especialmente el Palacio de Viana, uno de los inmuebles barrocos más valiosos de la ciudad.

Cordoba-Palacio-de-VianaVER GALERÍA

Después de un día intenso, nos hemos ganado una cena reposada. Y para ello, una buena elección es el restaurante Noor (noorrestaurant.es) de Paco Morales, en la popular barriada de Cañero, con una cocina de alta factura reconocida con una estrella Michelin. Aunque si no se ha conseguido mesa con mucha antelación, también se puede apostar por otros restaurantes como Tellus (María la Judía), con unas croquetas, setas y verduras para enmarcar, La cuchara de San Lorenzo  (Arroyo de San Lorenzo, 2) o las divertidas propuestas de Periko Ortega, en Recomiendo (Alcalá Zamora, 5). Recomendaciones válidas para la comida del día siguiente, como lo son también el clásico Casa Pepe de la Judería (restaurantecasapepedelajuderia.com), o El Envero (elenvero.es), que también es gastrobar.

cordoba-callesVER GALERÍA

Antes de dormir, la panorámica nocturna de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad con el puente romano y la silueta de la gran joya de la arquitectura mundial que es la Mezquita-Catedral iluminada pondrá el broche final al primer día.

cordoba-puente-romano-nocturnoVER GALERÍA

DOMINGO
Si no has conseguido verlo todo, el día siguiente puedes retomar lo que quedó pendiente. O para subir a la torre de la Calahorra, en la orilla del Guadalquivir, que regala una vista deslumbrante de la ciudad vieja. O recorrer la ciudad en coche de caballos. O para acercarte a Medina Azahara, que queda a dos pasos de Córdoba, y cuyos vestigios recuerdan el esplendor de Al Andalus. Un conjunto monumental que da una idea aproximada de lo que fue una imponente ciudad palatina mandada construir en el siglo X por el califa Omeya Abderramán III.

MEDINA-AZAHARAVER GALERÍA

También sobre Córdoba:

Córdoba retratada en 15 instántaneas

Los patios cordobeses, Patrimonio de la Humanidad

Más sobre: