Cirugia-estetica1

Cirugía estética: Consejos para evitar riesgos si quieres pasar por el quirófano

¿Has pensado en realizarte una operación de cirugía estética? Estos son los consejos que propone el doctor Calderón Nájera para que tanto la intervención como el resultado sean un éxito

by Mar Muñoz

Cualquier persona que recurra a la cirugía estética, piensa en mejorar o embellecer una parte de su cuerpo. La nariz, los pechos, el abdomen… ¡Hasta el ombligo puede moldearse al antojo del paciente gracias a la magia del bisturí! Sin embargo, detrás del éxito de una operación de cirugía estética hay mucho más que una nariz bonita o unos pechos firmes y naturales. Los cirujanos plásticos también se ocupan, por ejemplo, de que los órganos sometidos a cirugía o aquellos que se encuentran próximos a la zona operada no presenten ninguna alteración a nivel funcional.

“Hay pacientes que después de una rinoplastia respiran peor o que después de una operación de pecho tienen una asimetría importante”, lamenta el doctor Ramón Calderón Nájera, especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. La Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE) le da la razón. Según una de las principales conclusiones de una encuesta realizada entre cirujanos plásticos titulados de toda España, el 16,48% de las intervenciones que practican al año los cirujanos plásticos titulados tienen como objetivo corregir intervenciones previas que resultaron defectuosas o de mala calidad tras ser realizadas en centros inadecuados o por profesionales médicos que no poseen dicha especialidad.

Te interesa: La importancia del olfato en la salud general

Cirugia-estetica2VER GALERÍA

La intrusión, el principal motivo de los resultados 'mediocres'

Tanto la administración pública como las asociaciones de pacientes y las sociedades médicas denuncian la gran intrusión que padece esta vertiente de la cirugía. Esta tiene que ver con el hecho de que un médico sin la formación curricular suficiente realice procedimientos quirúrgicos propios del cirujano plástico que ha obtenido su título tras seis años de licenciatura y otros cinco de residencia MIR. “Las cifras son escalofriantes: En España se realizan al año unas 140.000 operaciones de cirugía estética. Somos poco más de 1.000 cirujanos plásticos titulados y se calcula que hay entre 8.000 y 9.000 cirujanos o médicos realizan cirugías estéticas sin titulación adecuada", advierte el doctor Calderón Nájera.

Consecuencias de confiar en profesionales sin titulación

El doctor Calderón explica que, a la hora de realizar una operación de cirugía estética, el profesional cualificado va más allá del hecho de no causar daños a nivel funcional durante una cirugía estética: “La cirugía plástica es una profesión apasionante, pero asumes una responsabilidad inmensa. Como cirujanos plásticos no tocamos órganos internos, con lo cual, es raro alterar la funcionalidad del cuerpo. Aun así, cuando operamos una nariz, aunque el paciente persiga un resultado estético, también trabajamos y mejoramos la parte funcional. Incluso el paciente que asegure que respira bien, es candidato a una mejorar para prevenir problemas respiratorios en el futuro”

Este experto hace hincapié en las consecuencias de caer en manos de estos profesionales no cualificados: “Estás teniendo muchas posibilidades de tener un drama, pues aumentan las posibilidades de que los resultados sean mediocres". Además, advierte de que los máximos desastres aparecen en operaciones sencillas, como la liposucción o el aumento de pecho. Estas, a su vez, son las operaciones de cirugía estética más demandadas. "Al tener tanta demanda, se les pierde el miedo y muchos médicos sin la titulación necesaria aprovechan para ganarse un sobresueldo. De ahí que, por ejemplo, a las personas que simplemente se quieren quitar las cartucheras o la grasa del abdomen, le aparezcan unos desagradables hundimientos en el cuerpo”, lamenta.

Cirugia-estetica1VER GALERÍA

Consejos para que la operación de cirugía estética sea segura y exitosa

“Los pacientes que quedan descontentos después de haberse sometido a una operación de cirugía estética llegan a las consultas de los cirujanos plásticos titulados para arreglar lo que ya no es una cuestión voluntaria, sino un problema”, asegura el doctor Calderón Nájera. Ante esta situación, el experto propone prevenir siguiendo una serie de pasos a tener en cuenta antes de pasar por quirófano:

1. Buscar en Internet médicos que tengan la titulación de cirujanos plásticos

Las personas que operan sin la titulación oportuna se valen de que el paciente se informa poco. De hecho, según la encuesta realizada por SECPRE, el 65,17% de los españoles que se someten a una intervención de cirugía estética no se informa de la cualificación del médico que se la realizará. Pero Internet es un gran aliado, pues en él se puede encontrar toda la información sobre un profesional médico: su biografía, sus comentarios positivos, sus críticas… La SECPRE tiene un buscador en el que se puede localizar a todos los cirujanos plásticos con titulación que ejercen en nuestro país.

2. Pedir asesoramiento a tres cirujanos plásticos titulados

Es muy positivo y muy conveniente pedir una, dos opiniones o hasta tres opiniones médicas con cirujanos cualificados. Esto permitirá valorar qué nos interesa más. Es común que cada cirujano dé una opinión distinta sobre la misma intervención, pues en Cirugía Plástica no hay técnicas estrictas. El aspecto de la formación y la experiencia de cada cirujano aquí es muy importante: a cada uno le va bien con una técnica en función de cada caso, de sus ideas, de sus manos y de sus conocimientos. No por ello está equivocado.

3. Hablar con los tres cirujanos cara a cara y ver qué confianza trasmiten

No olvidemos que el médico debe trasmitir confianza. Y un cirujano plástico debe ser, ante todo, buen médico. No consiste en operar bien, sino también en entender al paciente.

4. Acudir a Internet para comprobar las opiniones que hay sobre el cirujano

Saber en manos de quién nos ponemos es básico para evitar malos resultados, pero también hay que saber filtrar las críticas, pues hay pacientes difíciles que se obsesionan y también dejan sus comentarios.

5. Preguntar en qué tipo de hospital va a realizarse la operación

Si estamos hablando de cirugías, debemos asegurarnos de que el cirujano opera en un hospital cualificado. En este sentido, cuanto mayor sea el hospital en el que nos van a operar, mejor. No debemos consentir que nos operen en una clínica autorizada con un quirófano, aunque esté en el centro de la ciudad. Esos quirófanos no suelen tener UVI ni banco de sangre, algo que es básico en los hospitales grandes porque están acostumbrados a hacer operaciones de la máxima envergadura y dan a los quirófanos una agilidad y una experiencia enorme.

Cirugia-estetica3VER GALERÍA

La seguridad de acudir a un cirujano plástico cualificado

El doctor Calderón también reconoce que, pese a que el paciente sea responsable y confíe en un cirujano plástico, los quirófanos no están exentos de riesgos. “El cirujano nunca debe relajarse, pero puede ocurrir que haya tenido un mal día, sea poco habilidoso o le haya superado una técnica”. También hay casos de cirugías que estéticamente no quedan como los pacientes esperaban: “El índice de satisfacción es muy, muy alto, pero siempre hay un paciente que pueda estar descontento”.

Ante esta situación, el doctor llama a la calma: “El cirujano tendrá un seguro de responsabilidad civil de los mayores que hay en España en este momento para responder y, además, tienes el seguro de que puede llamar a un compañero para que le ayude a solucionar el caso”.

Más sobre: