movil-embarazada1

¿Es peligroso para el bebé utilizar el teléfono móvil durante el embarazo?

En los últimos años, muchas mujeres embarazadas viven con el temor de que las ondas electromagnéticas del teléfono móvil puedan perjudicar el desarrollo neuronal del bebé. ¿Puede ocurrir?

by hola.com

Cuando una mujer descubre que está embarazada, empiezan a surgirle multitud de dudas y preocupaciones: ¿cuáles son los alimentos que debo dejar de consumir?, ¿qué estilo de vida he de llevar?, ¿cómo he de moderar el ejercicio físico?, o ¿cuántos exámenes médicos tengo que hacerme? Estas cuestiones son muy habituales, sobre todo entre las madres primerizas. La explicación es muy sencilla: todo aquello que hace la mujer repercute, de manera directa, en el futuro bebé. Pero en los últimos años, ha surgido una nueva preocupación que ha mantenido en vilo a muchas mujeres embarazadas: el teléfono móvil, o más concretamente, el miedo a que las ondas electromagnéticas del teléfono móvil puedan perjudicar el desarrollo neuronal del bebé.

Pese a que la ciencia nunca la demostrado que las ondas electromagnéticas que generan los móviles o las redes wifi provocan daños en la salud, muchas personas aseguran que tener cerca estos dispositivos. Además, ningún estudio ha encontrado relación alguna entre ondas de telefonía y cáncer, depresión, trastornos nerviosos, migraña, dolores reumáticos o fibromialgia; o entre radiación electromagnética e insomnio, pero son innumerables los recortes de prensa en los que podemos encontrar ejemplos en los que se promueve el pánico electromagnético. ¿Es un temor infundado o realmente deben mantenerse alejadas de su Smartphone durante los nueve meses que dura el embarazo?

movil-embarazada1VER GALERÍA

La ciencia apoya el uso del teléfono móvil durante el embarazo

Un grupo de investigadores del Instituto Noruego de Salud Pública ha terminado con cualquier tipo de dudas. En un estudio publicado en la revista de acceso abierto ‘BMC Public Health’, estos científicos aseguran que la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia asociados con el uso materno de los teléfonos móviles durante el embarazo no está vinculada con el desarrollo neurológico de los niños. Por lo tanto, concluyen que “es poco probable” que el uso de teléfonos móviles durante el embarazo tenga efectos adversos sobre el neurodesarrollo infantil.

La autora principal del estudio, Eleni Papadopoulou, señala que “la preocupación por el daño causado al feto por los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, como los emitidos por los teléfonos móviles, se debe principalmente a los informes de estudios experimentales en animales con resultados inconsistentes. Aunque este es un estudio observacional, nuestros hallazgos no apoyan la hipótesis de efectos adversos en el lenguaje del niño, la comunicación y las habilidades motoras por el uso del teléfono móvil durante el embarazo”.

Los investigadores analizaron los datos de un gran estudio de cohorte de embarazo basado en la población noruega llamado ‘MoBa’, que se realizó con una gama de datos recopilados de madres y niños durante y después del embarazo. Los datos utilizados en esta evaluación incluyeron 45.389 pares madre-hijo para los cuales se disponía de información gracias a cuestionarios sobre el uso de la telefonía móvil materna y el seguimiento del neurodesarrollo de los niños a los 3 y 5 años.

El móvil, ¿impacto positivo en el desarrollo del feto?

El profesor Jan Alexander, otro de los autores principales del estudio, ha ido un paso más allá y asegura que esta investigación ha revelado, por primera ,vez que el uso de telefonía móvil materna puede tener un impacto positivo. “Más específicamente, el uso del móvil durante la gestación estaba asociado con menos riesgo del niño de tener un bajo nivel de lenguaje y habilidades motoras a los 3 años de edad. Aunque ajustamos características sociodemográficas importantes, así como la personalidad materna y factores psicológicos, pensamos que este efecto protector es más probable que se explique por factores no medidos en este estudio sobre el impacto en el uso del teléfono móvil y el neurodesarrollo del niño, en lugar del uso materno de teléfono móvil en sí mismo”.

Los científicos descubrieron que los niños nacidos de usuarias de teléfonos móviles presentaban un 27% menos de riesgo de tener oraciones de menor complejidad; un 14% menos de riesgo de usar gramática incompleta y un 31% de menor riesgo de sufrir retardo de lenguaje moderado a los 3 años en comparación con los hijos de madres que informaron de que no usaron el teléfono móvil. También encontraron que los niños nacidos de usuarios de teléfonos móviles registraban un 18% menos de riesgo de tener habilidades motoras bajas a los 3 años, en comparación con los niños nacidos de los no usuarias de teléfonos móviles.

No obstante, el profesor Alexander llama a la calma: “Los efectos beneficiosos detectados deben interpretarse con precaución debido a las limitaciones comunes en los estudios observacionales, pero los hallazgos deberían al menos aliviar cualquier preocupación de las madres sobre el uso de su teléfono móvil durante el embarazo”.

Más sobre: