embarazo-esclerosis1

¿Cómo afecta la Esclerosis Múltiple al embarazo?

Algunas enfermedades autoinmunes son más frecuentes entre las mujeres que entre los hombres. Tal es el caso de la Esclerosis Múltiple. Esta enfermedad, además, suele cursar durante la edad fértil de la mujer, por lo que genera muchas inquietudes a la hora de pensar en el embarazo

by hola.com

Hoy en día, el perfil más habitual del paciente que recibe un diagnóstico por Esclerosis Múltiple es: mujer, de entre 20 y 40 años, con una vida laboral activa y con pretensiones de formar una familia. De hecho, esta enfermedad afecta a 3 mujeres por cada hombre. Dadas estas características, no es de extrañar que una de las primeras preguntas que se plantean en la consulta del neurólogo tenga que ver con el embarazo, es decir, con las posibilidades de poder llevar un embarazo a buen término y, sobre todo, con el riesgo de concebir un hijo cuyo sistema inmunitario también ataque a las células sanas de su cuerpo por error y que le pueda producir síntomas como fatiga, falta de equilibrio, dolor, alteraciones visuales y cognitivas, dificultades del habla, temblor, etc.

Pues bien, aunque durante años se haya creído que el embarazo tenía un impacto negativo en la evolución de la enfermedad y, en consecuencia, los médicos no recomendaran quedarse embarazada, recientes investigaciones han demostrado que la Esclerosis Múltiple no interfiere en la fertilidad, en la gestación, en el parto ni tiene consecuencias en la descendencia.

embarazo-esclerosis1VER GALERÍA

Esclerosis múltiple y embarazo

“Aproximadamente, un 43% de mujeres se quedan embarazadas después del diagnóstico de la enfermedad”, apunta la doctora Mar Tintore, del Servicio de Neurología y Neuroinmunología del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña del Hospital Universitario Vall d'Hebron. Además, los estudios científicos han demostrado que no existen mayores tasas de abortos o complicaciones en el parto en las pacientes con Esclerosis Múltiple respecto a la población general.

Esta experta subraya que, precisamente, durante la gestación “se produce una significativa reducción del riesgo de brotes de la enfermedad, por lo que se considera que el embarazo tiene un efecto protector en el riesgo de recaída y discapacidad”. En concreto, de acuerdo al estudio PRIMS, que evaluó 269 embarazos en 254 mujeres en 12 países europeos, la tasa de recaídas disminuyó durante el embarazo, especialmente en el tercer trimestre (disminución del 70% con respecto al año anterior al embarazo). Por lo tanto, el embarazo no estaría contraindicado en la esclerosis múltiple.

La Esclerosis múltiple, ¿una enfermedad hereditaria?

Con respecto al riesgo de transmitir la enfermedad de padres a hijos, los expertos coinciden en que esta enfermedad no sigue un patrón genético típico. Reconocen que existe una cierta predisposición genética; no obstante, aseguran el hecho de que uno de los progenitores esté afectado por Esclerosis Múltiple sólo supone un aumento de riesgo del 1-2% de que algún descendiente padezca la enfermedad.

embarazo-esclerosis2VER GALERÍA

El verdadero riesgo: no retomar la medicación tras el embarazo

Aunque los médicos aconsejan la suspensión de los tratamientos durante el embarazo, se recomienda reiniciarlos precozmente tras el parto. Hay que tener en cuenta que la tasa de brotes disminuye de manera significativa durante el embarazo, pero durante los seis meses posteriores al parto se produce un aumento significativo de los mismos. Por eso, se insiste en reiniciar el tratamiento tras el parto y evitar la lactancia materna.

Además, los expertos reconocen que existe un cierto riesgo en aquellas pacientes que abandonan el tratamiento para quedarse embarazadas y quedan desprotegidas aun sin saber si la fecundación va a desarrollarse. De ahí que los retos actuales para la ciencia en este campo pasen por aclarar hasta cuándo se debe mantener el tratamiento: antes o durante la gestación, y cuándo reiniciarlo tras el parto.

embarazo-esclerosis3VER GALERÍA

Una app de ayuda para las pacientes que quieran quedarse embarazadas

msCall es una aplicación móvil diseñada específicamente para ayudar a los pacientes  con Esclerosis Múltiple a conseguir un mayor control y adherencia a su tratamiento. Esta app funciona como un diario en el que los pacientes podrán apuntar desde zonas de inyección o tipo de tratamiento hasta estado emocional o físico, horas de sueño y nivel de ejercicio.

“Además del seguimiento del tratamiento prescrito, msCall hace posible que tanto el médico como el enfermero especialista reciban cada cierto tiempo un informe de datos resumidos sobre el estado del paciente, ahora en formato PDF y mucho más visual con gráficos, y poder así, gracias a los mensajes que la propia app enviará a su correo electrónico, llevar un seguimiento del paciente”, explican sus desarrolladores. Otra de las ventajas con la que cuenta la app es que ha incorporado nuevos ejercicios de memoria, cálculo y memoria espacial para la estimulación cognitiva, así como nuevos contenidos generales y consejos y preguntas frecuentes sobre la enfermedad.

Más sobre: