gracerainiero

Alberto de Mónaco confiesa que su papá nunca fue el mismo después de la muerte de la Princesa Grace

by Carolina Soto

Han pasado 35 años desde aquel terrible día en el que la Princesa Grace perdía la vida en un accidente de automóvil por una carretera de Mónaco. El hecho tan traumático, en palabras del Príncipe Alberto, que la familia ha preferido evitar hablar de él. Pero a más de tres décadas de su partida, durante una entrevista en In Depth with Graham Bensinger, el Príncipe decidió hablar por primera vez con enorme apertura sobre este difícil momento y cómo cambió la dinámica de su familia, afectado especialmente a la Princesa Estefanía y al Príncipe Rainiero.

gracerainiero1VER GALERÍA

El Príncipe fue recordado de cómo él se encontraba desayunando cuando su padre le dijo que tenían que ir al hospital porque su mamá y hermana habían sufrido un accidente. “Ni lo pensé, nos fuimos, Carolina también. Fue un momento muy impactante, no sabes bien qué pensar. Piensas que las cosas van a estar bien, que el accidente no fue tan malo como crees que es. Esas cuantas horas fueron muy tensas y emocionales”, explica visiblemente conmovido, “No fue sino hasta más tarde ese día que fue evidente que el resultado no iba a ser uno bueno”.

Si la familia estaba devastada, nadie tomaría las noticias tan mal como la Princesa Estefanía. “Le tomó mucho tiempo recuperarse de esto. Fue un recuerdo muy doloroso. Le tomó mucho años aceptarlo. Estar en ese coche con su madre y no poder sacarla o hacer algo para que las cosas fueran diferentes. Pero ella también estaba herida, fue una experiencia traumática y lo sería para cualquiera”, dijo. La entonces jovencísima Princesa que viajaba con su madre, resultó con fuertes heridas como costillas rotas, cervicales fracturadas y la ruptura de la clavícula de este accidente, pero en definitiva, las heridas emocionales fueron las más difíciles de superar.  

gracerainiero2VER GALERÍA

El Príncipe fue cuestionado sobre el proceso de duelo que él y su familia vivieron. “Siempre toma un tiempo. Te recuperas gracias a los otros miembros de tu familia y tus amigos, la gente que te reconforta, pero te toma algunos años aceptarlo”. Pero si los tres hermanos pudieron superar la irreparable pérdida con el paso del tiempo, quien nunca pudo sobrepasarla fue el Príncipe Rainiero. “Era muy obvio que estaba profundamente afectado. No era el mismo hombre que fue antes del accidente”, dijo de su padre quien se enamoró perdidamente de la Princesa Grace a primera visita.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Alberto de Mónaco visita la casa de su madre en Filadelfia tras confirmar a ¡HOLA! TV su compra

El álbum familiar privado de la Boda Real de Raniero y Grace de Mónaco con motivo de su 60º aniversario

Con el paso del tiempo, los recuerdos buenos han hecho que los Príncipes puedan recordar a su madre con gran cariño. Al cuestionarle sobre cómo conquistó al Principado, respondió: “Su personalidad. No solo fue una gran embajadora de Mónaco, sino que atrajo todo tipo de personalidades aquí… Su personalidad y generosidad encantaban a la gente”.

gracerainiero3VER GALERÍA

Más sobre: