Un 'bouquet' para cada novia

Aunque haya tres 'bestseller' en esto del ramo de novia, las nuevas tendencias 2.0 apuntan a una flor única, la peonía, y a ramos de esencia 'vintage'

by hola.com

Si eres una novia 2.0 es posible que te hayas dado cuenta que hay una tendencia que se repite una y otra vez, tanto en lo que respecta a Instagram, como los tablones de Pinterest específicos para novias: los ramos de novia tienden a presentar el mismo tipo de flor, y los diseños, tanto de líneas como por tamaños, cambian ligeramente entre estación, aunque hay tres tipos básicos que se repiten. La variante por excelencia: la peonía, un superventas a la que siguen de cerca los ramos multicolor y las flores blancas, que también tienen su cuota de popularidad entre las novias modernas, y que en ocasiones dejan el rosa aparcado para acentuar su vestido con otros colores. Algunos bestseller, especialmente entre las mujeres españolas: los tulipanes y las calas, dos tipos de flor de tallo largo, ideales para ramos que se posan sobre el brazo, los jacintos en blanco, azul o rosa, los lirios cerrados, las fresias y las anémonas y verónicas de aire campestre.

My beautiful friend Alison married a dashing chap called Hugh photography by the marvellous @larahotz

Una foto publicada por jardine (@jardinebotanic) el

NOVIA CLÁSICA

Los tres tipos de ramos de novia más populares parten del gran superventas, el ramo clásico, que son arreglos tradicionales, más redonditos y pequeños, elaborados con flores que siguen esta misma tipología. Es lo que conocemos como bouquet, y suelen cerrarse en torno a la mano, siendo más fáciles de llevar que otros tipos de ramillete. Este tipo de ramo es el que triunfa en redes sociales gracias a las composiciones con peonías, una flor de forma esférica perfecta para un ramo de aire clásico. Su color: rosa con acentos de rojo o fucsia.

Una variante del bouquet es el ramo con flores de tallo algo más largo, que se asoma por el otro extremo de la mano y también se cierra en torno a la misma, pero permite sujetarlo con más firmeza.

Combinan con: los vestidos de novia de aire princess, con falda de línea 'A' o con bajo de circunferencia muy amplia.

Una foto publicada por Ruby | Mary Lennox (@ruby_marylennox) el

NOVIA 'RETRO'

El ramo tipo cascada -ya veíamos que, en lo que respecta a ramos 'Reales', la princesa Mette-Marit se situaba a la cabeza de este tipo de ramos de novia extra largos-, también es un clásico, y suele combinar con pocos tipos de traje de novia modernos, ya que no sólo es difícil de transportar, sino que roba excesivo protagonismo a la falda y por extensión a la novia. Son ramos muy voluminosos, con flores agrupadas por capas con una caída algo lánguida. Una variante moderna resulta de agrupar las flores en torno a las manos, dejando que la caída del ramo sea muy leve, con algo de hoja verde, huyendo siempre de las flores más clásicas (las calas por ejemplo) en favor de otras variedades con más vida y color, como las flores tropicales, las margaritas o las orquídeas.

Combinan con: los vestidos de novia de aire seventies, las paillettes doradas (especialmente los ramos multicolor) y los trajes de novia ibicencos.

Canary yellow skirts are fine by me! From our shoot with @josevilla @thevenuereport at @lombardihouse with @greylikes

Una foto publicada por flowerwild (@flowerwild) el

NOVIA 'COOL'

Las flores de tallo largo, sobre todo cuando el tallo no se corta y se mantiene en su estado natural, suelen emplearse en ramos más verticales, pensados para colocarse sobre el antebrazo, con un largo superior a los 15 centímetros. Son perfectos para novias cool, ya que su mayor ventaja es la comodidad, siendo un tipo de ramo que triunfa cada temporada entre las novias españolas, independientemente de las tendencias en floristería nupcial. Funcionan especialmente bien con los tulipanes y las rosas de color blanco.

Combinan con: los vestidos con cola. El ramo de tallo largo está especialmente recomendado para las novias más altas.

NOVIA ALTERNATIVA

Las tendencias alternativas en el terreno de los ramos de novia varían dependiendo del tipo de flor que queramos incorporar al diseño. Entrarían en este terreno los mix de flores, que alternan flores de diferentes largos y colores (sin la uniformidad en el tallo de los otros ramos), y que suelen emplearse en los ramos de novia con flores silvestres, combinados con vestidos étereos de corte imperio, con escote asimétrico o falda plisada.

También los minibouquets, muy coquetos y femeninos, y los que se componen de una flor individual, normalmente una variedad muy vistosa y de tallo muy largo. Este tipo de ramos minimalistas se emplean a menudo en las bodas playeras, y funcionan con vestidos de macramé o malla bordada, y tejidos ecológicos, como la paja o la rafia en colores naturales.

Visit @oncewed today and see our feature inspired by Mexico's coast. @kylieswanson @brettheidebrecht @thedresstheory @tracymeltonartistry

Una foto publicada por Alicia Rico + Adam Rico (@bowsandarrowsflowers) el

Más sobre: