Imagen 2/3
'No seguiríamos casados si yo fuera tan miserable como aparento en las fotografías',  Victoria Beckham

'No seguiríamos casados si yo fuera tan miserable como aparento en las fotografías',  Victoria Beckham

“No seguiríamos casados si yo fuera tan miserable como aparento en las fotografías”, declaró la fashionista en una reciente entrevista para la revista Vogue. La pareja se ha logrado posicionar como un “relationship goal” del mundo del espectáculo, y tras casi dos décadas juntos, la diseñadora se ha abierto sobre el secreto de su exitoso matrimonio, asegurando que todo consiste en “divertirse mucho juntos”. En su artículo para Vogue Netherlands, la guapa madre de 43 años bromeó diciendo que si realmente fuera tan miserable como se veía en las fotos, ciertamente no estaría casada. “Si en verdad me comportara como me veo en algunas de esas imágenes de paparazzi, mis hijos no serían tan felices como lo son y ciertamente mi familia no sería tan unida como lo es” dijo Victoria. La madre de cuatro hermosos hijos mostró su espectacular cutis durante la sesión de fotos, demostrando que los 40´s le han sentado de maravilla y aseguró que se siente satisfecha con el proceso de envejecimiento al que se enfrenta: “No soy perfecta, no tengo que parecer de 25 cuando tengo 43”, declaró. En abril, Victoria fue acompañada por su esposo David al Palacio de Buckingham para recibir un reconocimiento por su contribución a la moda, y aunque sus hijos Brooklyn de 18, Romeo de 14 y Cruz, de 12 años no pudieron acompañarla en su gran día, le dedicaron dulces mensajes a través de sus cuentas de Instagram: “¡Mamá, te amo tanto y espero que tengas el mejor día de tu vida! Eres la madre más increíble y eres perfecta en todos los sentidos”, compartió el mayor de sus hijos. "Me encanta cómo me haces reír todos los días y pase lo que pase siempre pareces ser feliz ¡Te amo a la luna y de regreso! Ten el mejor de los días”, escribió Romeo. Victoria está lista para celebrar su 18 aniversario de bodas con David a principios de julio, con el par recordando la exuberante ceremonia que vivieron en el castillo de Luttrellstown en Irlanda en 1999.