Imagen 2/3
Megan Fox admite que se esforzó mucho para recuperar su figura tras su último embarazo

Megan Fox admite que se esforzó mucho para recuperar su figura tras su último embarazo

Megan Fox ha revelado que sufrió grandes complicaciones para recuperar su figura después de dar a luz a su tercer hijo, el pequeño Journey. La guapa actriz de 31 años, explicó que, a diferencia de sus dos embarazos pasados, con el último tuvo que hacer mucho esfuerzo para conseguir nuevamente increíble físico, que le ha valido ser considerada como una de las mujeres más atractivas del planeta: “Trabajé muy duro. Esta vez fue una verdadera lucha para mí, tuve que dar largos paseos y correr durante mucho tiempo, fue horrible”, comentó a la revista Extra. Además, la protagonista de Transformers aseguró que los últimos meses no han sido nada sencillos para ella, pues aparte de dedicarle la mayoría de su tiempo su pequeño, debe de estar al pendiente de sus otros dos hijos, Noah, de cuatro años y Bodhi, de tres: “No he dormido en casi un año. No hay una noche en la que pueda dormir sin tener que levantarme. Aún sigo amamantando y Journey se despierta todo el tiempo. Cuando él se duerme, vienen los otros dos y me despiertan, ellos a veces duermen conmigo”, explicó. A pesar de su numerosa familia, Brian Austin Green, esposo de la actriz no ha ocultado su deseo por tener otro bebé: “Tengo cuatro chicos ahora, otro más y podría formar un equipo de baloncesto. Eso sería realmente increíble. Quisiera tener una chica, pero tengo miedo de intentarlo y que venga otro niño. No sé si estoy listo para un quinto”, comentó al portal Pipeline Hollywood