ninos-embarazo-01t

Cuando el 'embarazo' es una falsa alarma

La ausencia de menstruación es uno de los síntomas más obvios del embarazo, pero puede haber otros motivos, como el estrés o el exceso de ejercicio, que pueden hacer que se retrase

Cuando hablamos de los primeros síntomas que apuntan al embarazo uno de los más obvios es la ausencia de menstruación: si estás planeando un bebé y no te baja la regla, es cuestión de días o incluso de horas que te dirijas a la farmacia más cercana en busca de un test de embarazo. A pesar de todo, este 'síntoma' no siempre es tan eficaz como parece, ni siquiera si llevas algún tiempo buscando el embarazo: la menstruación puede retrasarse o incluso saltarse un ciclo entero por otros motivos completamente ajenos al embarazo.

ninos-embarazo-01zVER GALERÍA

Esta 'falsa alarma' suele generar bastante confusión, precisamente por estar tan asociada al embarazo. Y más si se tiene en cuenta que las hormonas que sirven como marcador en los test de embarazo que podemos adquirir en la farmacia no son detectables desde el minuto uno, sino que tiene que darse una concentración determinada de la hormona en la orina para que esto suceda, y que pueden pasar varios días (hasta siete) tras la fecundación antes de que el test de embarazo de positivo. Si a ti alguna vez también te ha surgido la duda si la ausencia o no de menstruación es equivalente a embarazo, aquí van cinco ocasiones en las que podría tratarse de una falsa alarma.

1. El estrés. El estrés tiene la capacidad de 'paralizar' temporalmente el ciclo menstrual, retrasando la llegada de la regla, bien porque interfieren en el mismo las hormonas que liberamos cuando tenemos niveles altos de estrés (nuestro organismo puede reaccionar de diferentes maneras en momentos de estrés, algo que nos puede ayudar, por ejemplo, a ser más eficientes) o un bajón en la hormona GnRH, y que puede retrasar la mentruación o la ovulación incluso si normalmente eres como un reloj.

2. Las pérdidas de peso repentinas y las dietas exprés. Seguro que alguna vez has leído que las dietas súper restrictivas pueden hacer que la regla desaparezca temporalmente: la ausencia de menstruación es un síntoma que se asocia frecuentemente a algunos desórdenes alimenticios, y que está relacionado con el bajón que sufre la producción de estrógenos cuando no mantenemos una dieta y peso equilibrados. Lo mismo si practicas deporte en exceso, especialmente si es con el objetivo de perder mucho peso, muy rápidamente.

3. Y también el aumento de peso. El sobrepeso puede interferir significativamente con el ciclo mensutral, especialmente si ganas peso de forma rápida y repentina. Mantener un estilo de vida equilibrado es la mejor manera que tanto la ovulación como la menstruación se regulen.

4. Viajar. Sobre todo si coges un vuelo muy largo y te encuentras en el otro extremo del mundo en tiempo exprés, en un huso horario completamente diferente. El jet lag no sólo afecta al sueño sino a todo tu reloj interno, y es posible que tu cuerpo necesite algo de tiempo para volver a sincronizar ritmos, incluido el del ciclo menstrual. Este tipo de cambios horarios también pueden afectarrte si tienes un horario al revés que el resto, es decir, trabajas de noche y duermes de día.

5. Alguna condición médica. Como por ejemplo el síndrome del ovario poliquísitico o los problemas en la glándula tiroides, tanto el hipotiroidismo cmo el hipertiroidismo. Todos ellos están asociados con los trastornos en el ciclo menstrual, que pueden desembocar en reglas irregulares que se adelantan o retrasan.

Más sobre: