ninos-movil-01t

Qué podemos hacer para que los 'peques' usen menos el móvil durante la Semana Santa

Limitar los tiempos de uso, retirarlo a la hora de irse a dormir, dar ejemplo dejando el móvil en un cajón... Son algunas de las cosas que podemos hacer para que los niños no se 'enganchen' al móvil durante las vacaciones

by hola.com

Ante la duda de sí salir a correr fuera o quedarse en casa mirando el smarthpone, cada vez más 'peques' tienden a hacer lo segundo . Especialmente en períodos de vacaciones, cuando se acumulan las horas libres y es casi imposible hacer que adolescentes y tweens se despeguen de la pantalla del móvil o la tableta: en Semana Santa, cuando el período vacacional es algo más corto que en Navidad o verano, este hábito se vuelve incluso más acusado teniendo en cuenta que muchas veces nos quedamos en casa en lugar de irnos de viaje, o que no hay tantas actividades o campamentos como en época estival.

ninos-movil-01zVER GALERÍA

Ertheo una consultora española especializada en educación y deporte, ha realizado un estudio a nivel nacional para conocer los hábitos sociales del tiempo que dedican los niños de hasta 17 años, especialmente contrastanto actividades físicas y teléfono móvil. Algunos de los datos que han recabado: el 59% de los niños menores de 6 años utiliza el móvil hasta 30 minutos al día, mientras que el 47% realiza menos de cuatro horas de actividades deportivas a la semana. Por otro lado, y si ampliamos el tramo de edad hasta los 17 años, el 27% de los niños utilizaría el móvil más de dos horas al día, de los cuales el 10% lo usaría más de cuatro. La práctica deportiva, en este caso, también supondría menos de cuatro horas semanales.

Pero, ¿qué es exactamente lo que hacen los 'peques' cuando se enganchan al smartphone? Casi la mitad de los niños españoles emplean el tiempo que pasan con el móvil en la mano en navegar por Internet, y muy especialmente en aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp. Un 20%, además, lo dedicarían exclusivamente a las redes sociales que triunfan entre los adolescentes, como Facebook, Snaptchat, Instagram, Twitter o Periscope. Los datos, explican desde el estudio, no parecen alarmar a los padres: al contrastar el uso que hacen los más jóvenes del teléfono móvil con el interés de los padres, el 64% no pagarían por ningún tipo de sistema extra para controlar el uso del móvil de sus hijos. Nuestro sistema de control preferido: retirar el aparato directamente, o llegar a un acuerdo verbal.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA QUE LOS NIÑOS USEN MENOS EL MÓVIL EN VACACIONES?

Si estas vacaciones quieres que sean teléfono-free es importante llegar a acuerdos con los niños para que no sufran de una adicción a las nuevas tecnologías en que pueden derivar determinados comportamientos y usos del móvil. Un buen punto de partida es limitar el acceso que tienen al móvil, en tiempos o acciones: por ejemplo, cinco, diez, quince o veinte minutos al día. O "solamente una partida de Angry Birds". Si tienen abiertas muchas conversaciones en Whatsapp con sus amigos, y sienten que es la única manera de comunicarse con ellos los días que no van al 'cole', es importante limitar su uso cuando estén inmersos en otras actividades: el tiempo para Whatsapp es para Whatsapp, y el tiempo para sentarse a comer, leer un libro, ir a dar un paseo o hacer cosas en familia debe dedicarse a eso, de manera exclusiva y sin tecnología.

También es posible hacer uso de las Apps que bloquean ciertos usos del teléfono móvil: te permiten instalar un segundo perfil de usuario donde los 'peques' solamente tienen acceso a ciertas aplicaciones o incluso motores de búsqueda. Son las alternativas de control parental que normalmente tendríamos en el ordenador de casa, y que también pueden instalarse en el teléfono móvil, especialmente teniendo en cuenta que es una herramienta de uso diario y casi constante entre los más jóvenes.

Fundamental eespeta siempre las horas de sueño, incluso en vacaciones. No son pocos los adolescentes que se quedan más horas despiertos de lo necesario porque son incapaces de desconectar el teléfono móvil una vez están en la cama, especialmente en las aplicaciones de mensajería instantánea o en plataformas de contenidos de vídeo como Snapchat o YouTube. Además, y casi tan importante como limitar el uso del móvil en los niños, es que nosotros mismos demos ejemplo sin estar conectados a la pantalla las 24 horas del día. Si aprovechas la hora de la cena para responder correos del trabajo, será difícil rebatir el uso del móvil a los más chiquitines, que aprenden y reaccionan dependiendo del comportamiento de los mayores que tienen alrededor.

Por último, ofréceles alternativas de ocio. Hay muchos motivos por los que los 'peques' recurren al móvil de forma automática, aunque quizá el más significativo sea la falta de opciones a la hora de llenar las horas muertas, especialmente si nos vamos de vacaciones a un destino nuevo, donde no conocemos a otros niños. Tanto si se quedan en la ciudad en Semana Santa como si organizáis un viaje familiar, es importante incluir en vuestros planes de vacaciones ideas y alternativas de ocio que motiven a los niños a descubrir cosas nuevas, lejos de la pantalla del móvil.

Más sobre: