ninos-happy-01t

Esta canción promete sacarle una sonrisa a tu bebé

La 'Happy Song' es producto de la colaboración entre miles de padres británicos, dos psicólogos y una cantante ganadora de un premio Grammy

¿Existe un sonido que hace más felices a los bebés? Si alguna vez has sorprendido a tu bebé bailando o respondiendo ante una determinada melodía, la ciencia apunta a que podría deberse a que ciertos estímulos sonoros les activan más que otros. La estimulación multisensorial en los bebés lleva tiempo explorando las distintas maneras en qué podemos fomentar el correcto desarrollo de los niños a través del oído, la vista o el tacto, y lo mismo sucede con la importancia de la música en la educación infantil, especialmente si la introducimos en el día a día de los niños a una edad temprana.

ninos-happy-01zVER GALERÍA

Una línea de alimentos infantiles del Reino Unido, Cow & Gate, se ha puesto manos a la obra con el fin de encontrar la Happy Song, o sea la canción que hace felices a los bebés nada más escucharla. El resultado, desarrollado por los especialistas en psicología del desarrollo y psicología musical, Caspar Addyman y Laura Stewart, ha sido una meoldía pegadiza, científicamente diseñada para sacar una sonrisa a los 'peques' de entre 6 y 24 meses, y llamada precisamente así, Happy Song.

La melodía está escrita en colaboración con la cantante y productora musical Imogen Heap, ganadora de un premio Grammy, y parte de la larguísima lista de sonidos sugeridos por más de 2.000 papás y mamás. El único requisito: que esos sonidos siempre o casi siempre hicieran sonreír a sus bebés, cuando no reírse a carcajadas. Algunos de los más votados incluyen los estornudos, los ruidos de animales y la risa de otros bebés.

A aprtir de estos sonidos, la cantante elaboró cuatro melodías distintas probando diferentes tempos, acordes y patrones, ritmos e instrumentos musicales. Estas melodías se probaron en dos grupos de cincuenta bebés, monitoreando sus reacciones positivas en forma de movimientos, sonrisas y expresiones faciales en según qué tramos y estrofas. Tras tres meses surgía por fin la melodía definitiva, la Happy Song, una canción de algo más de dos minutos donde aparecen muchos de los sonidos divertidos elegidos por los papás y mamás participantes en el estudio, con una melodía repetitva y que responde a las investigaciones llevada a cabo con anterioridad por Caspar Addyman y Laura Stewart. O lo que es lo mismo, a la fórmula mágica para que la música para bebés sea un hit entre los 'peques' de menos de dos años:

  • La escala musical ha de ser en modo mayor
  • La melodía debe ser repetitiva y sencilla, fácil de seguir para los bebés
  • Esconde sorpresas, como un repentino cambio en las notas musicales o un in crescendo
  • La voz es femenina y está modulada del mismo modo en el que a veces nos dirigimos a los bebés
  • Tiene un ritmo rápido, acorde al ritmo cardíaco de los bebés, que es más rápido que el de los adultos
  • Incluye los sonidos favoritos de los bebés (incluida, en este caso, una pedorreta)

Puedes escuchar la Happy Song (o ponérsela en loop a tu bebé para sacarle una sonrisa) en YouTube o en Spotify.

Más sobre: