Seal, un papá divertido, en una salida al parque con su numerosa familia

Ropa cómoda, algunos juguetes y sobre todo muchas ganas de pasar un buen rato. Uno de los muchos parques neoyorquinos se llenó de risas y carreras infantiles gracias a la numerosa familia  del cantante Seal y la modelo Heidi Klum. En esta ocasión, aprovechando las suaves temperaturas veraniegas, el intérprete fue con sus hijos, Leni, de seis años (hija de Heidi y Flavio Briatore), Henry, de cinco, Johan, de cuatro, y Lou, de dos, a jugar al béisbol, un rato que disfrutaron al máximo y en el que Seal demostró ser un papá divertido y juguetón.

Con una original combinación de traje gris y zapatos de un amarillo bastante llamativo, Seal fue el “recogepelotas” mientras los niños bateaban y hacían carreras. Al mismo tiempo que ellos disfrutaban de una tarde de juego y diversión, la modelo atendía sus compromisos profesionales en el programa de televisión en el que va a participar, Project Runway, en el que se enfrentarán aspirantes a diseñadores y que se estrena el próximo 28 de julio.

La modelo y el intérprete han formado una de las familias más estables y numerosas del mundo del espectáculo. Desde que se conocieron en el año 2004, se volvieron inseparables: se casaron un año después, en 2005, y están tan enamorados  desde entonces que en 2009 renovaron sus votos, con una original fiesta de disfraces en las paradisiacas playas de Malibú.

Más sobre: