Carla Bruni luce embarazo en la Costa Azul

La pareja descansa en Fort de Brégançon, un islote situado al sur de Bormes-les-Mimosas utilizado por el presidente francés como su residencia oficial de verano

Fort de Brégançon, en la Costa Azul francesa, fue el lugar que eligieron Nicolás Sarkozy y Carla Bruni para vacacionar antes de preparar todo para que nazca su hijo. El presidente de Francia, que asistió, sin su esposa, a la boda de Alberto de Mónaco y la princesa Charlene, se reunió después con ella para disfrutar unos días juntos.


A Carla se le nota cada vez más su pancita de embarazada y, quizás por eso, la pareja quizo discreción y eligió para relajarse su residencia privada de verano, un lugar muy conocido para ellos pero sin gente que pueda molestarlos. Le fort de Brégançon es un islote situado al sur de Bormes-les-Mimosas y es la residencia oficial de verano del presidente francés desde 1968.

 

 

El matrimonio nadaó y se refrescó en compañía de sus guardaespaldas, que no los dejaron solos ni un solo momento. Carla, ayudada por un flotador, aprovechó para hacer algunos ejercicios y así mantenerse en forma.

A ella no la veíamos desde finales del pasado mes de mayo, cuando se dejó ver en público por última vez durante la cumbre del G8 en Deauville junto a las esposas de los mandatarios que participaban en este encuentro. Una aparición que supuso la “confirmación” de su embarazo.

 

null 

Aunque oficialmente ninguno de ellos ha confirmado los hechos (sólo el padre del presidente anunció la llegada de su próximo nieto), las imágenes hablan por sí solas y, a juzgar por las mismas, todo va de maravilla. No se sabe la fecha en que nacerá el primer hijo que tendrán juntos, pero según el Le Figaro, será entre el 3 y el 4 de noviembre de este año.

Más sobre: