alimentos_temporada_t

Cuatro motivos para consumir frutas y verduras de temporada

‘Cocina de mercado’, ‘cocina de temporada’… ¿cuántas veces hemos escuchado este tipo de expresiones para definir la gastronomía de tal o cual restaurante? Los chefs lo tienen claro: ligar sus fogones a la estacionalidad de los productos resulta clave. También es un consejo más que recurrente entre los nutricionistas cuando nos aconsejan qué incluir (y qué no) en nuestra cesta de la compra. Pero, ¿por qué es tan importante tener en cuenta esta variable si hoy en día podemos encontrar casi cualquier alimento en prácticamente cualquier época del año?

calendario_alimentos_zVER GALERÍA

Desde ‘Lola Market’ (sitio web especializado en la compra online de productos de alimentación) nos ofrecen algunas pistas en este sentido, ciñéndose al caso de las frutas y verduras -aunque, en realidad, serían tips extensibles al resto de grupos de alimentos-.

El sabor. Por lo general, el sabor de un producto es mucho mejor cuando está ‘de temporada’ porque no tiene que recogerse verde ni enfrentarse a un proceso de maduración artificial en contenedores o cámaras. Sí; claro que podemos encontrar, por ejemplo, espárragos o fresas en invierno pero… ¿saben igual que en primavera, su mejor momento para el consumo? La respuesta habla por sí sola.

Las propiedades. Si lo que buscamos es aprovechar al máximo las propiedades y nutrientes que las hortalizas y frutas son capaces de proporcionarnos, siempre es mejor idea adquirirlos cuando están de temporada.

El precio. Lógicamente, no es fácil ver cerezas en diciembre, por lo que si conseguimos encontrarlas, su precio será mucho mayor que en primavera o verano. Un pequeño ejemplo que se puede extrapolar al resto de alimentos.

La ‘sabiduría’ de la Naturaleza. Si en verano el mercado nos ofrece sandías, melocotones, melones o tomates (por citar solo algunos ejemplos), ¿por qué no fiarse de la Naturaleza? Los productos mencionados cuentan con un porcentaje elevado de agua, por lo que resultan ideales para ayudarnos a mantenernos bien hidratados cuando las temperaturas son más elevadas. Aquello de que 'la Naturaleza es sabia' cobra gran sentido, también este caso.

sandia_zVER GALERÍA

Así pues, conocer qué alimentos están de temporada en cada momento y cuáles no (para ello puedes consultar cualquier calendario de temporalidad de alimentos) resulta un consejo a tener muy en cuenta cuando vayamos a hacer la compra. Sin duda, nuestro paladar, nuestro organismo y nuestro bolsillo nos lo agradecerán.

La importancia de incluir frutas y verduras en la dieta… ¡mucho más que un cliché!

De temporada: postres que saben a fresa

Más sobre: