Aprende a leer la etiqueta energética de un frigorífico

La marca de electrodomésticos Bosch ofrece una amplia gama de frigoríficos con la mayor eficiencia energética. Una manera sencilla de ahorrar conservando el medio ambiente

by hola.com Desde hace ya unos cuantos años —en concreto desde 1995—, cada vez que nos enfrentamos con la decisión de comprar un frigorífico nos encontramos con una etiqueta que no siempre es fácil de entender, la denominada ‘etiqueta energética’. Ese ‘papelito’ que va pegado al aparato en un lugar visible y cuya función es informar de los valores de consumo de energía —y en algunos casos de agua— del aparato. Es decir, lo que se conoce como eficiencia energética.
Y es importante tenerla en cuenta a la hora de decidirnos por un electrodoméstico u otro porque indica lo que contribuye —o no— a la conservación del medio ambiente. Pero también al gasto de cada mes; es decir, a lo que va a afectar a nuestro bolsillo en la factura de la luz.

etiqueta-energeticaVER GALERÍA

En ese sentido has de saber que el nivel de eficiencia energética se representa a través de siete letras de la A+++ a la D. Hasta hace poco llegaba hasta la G, pero las tres últimas letras han sido sustituidas por tres clases adicionales (A+, A++; A+++) que marcan los valores de mayor eficiencia; a más signos positivos, mayor ahorro.
Claro que también hay que tener en cuenta que cuanto más eficiente es un frigorífico, mayor es su precio de venta al público. Claro que ese mayor desembolso a la hora de comprar el aparato se compensa siempre con el ahorro que supone el menor consumo energético.
Es decir, que teniendo en cuenta la vida útil de la nevera, vamos a recuperar la inversión. Y lo que es más importante, cuanto mayor es la eficiencia energética, más se contribuye a la conservación del medio ambiente.

Esa debe ser la principal razón para adquirir electrodomésticos con gran eficiencia energética. Y si hay un aparato en el que tenga aún más importancia que en otros, ese es el frigorífico, porque está encendido las 24 horas del día, los 365 días del año. Con el consumo que eso supone. Y, a su vez, el ahorro que conlleva una buena eficiencia.
Nosotros no tenemos dudas y te recomendamos los frigoríficos de Bosch, porque cuentan con una gran variedad de modelos que se adaptan a tus necesidades, sean cuales sean. Eso sí, elige uno con la etiqueta de eficiencia A++, garantía de cuidar el medioambiente y tu bolsillo, claro.

frigo-bosch-ok

En cualquier caso, lo ideal es que apuestes por la máxima eficiencia energética. Esa que te aseguran los frigoríficos Bosch. Los hay combinados o de una puerta; casi todos cuentan con con cajón HydroFresh (para conservar frescas frutas y verduras hasta el doble de tiempo) y ChillerBox (para pescados y carnes); y algunos, además, con Touch Control, un sistema de control automático de la temperatura por sensores.
Pero si aún quieres estar más seguro de lo que te puedes ahorrar comprando uno de estos eficientes electrodomésticos Bosch, te proponemos que entres en la web de Bosch y utilices la calculadora energética. Te vas a quedar realmente asombrada de lo que puedes llegar a ahorrar sustituyendo tu viejo frigorífico por uno nuevo. Bosch, eso sí. Y por si te queda todavía alguna duda a la hora de comprar un buen frigorífico, no te pierdas esta completa guía con todo lo que debes tener en cuenta.

Más información:
www.bosch-home.es

Más sobre: