Martha-Eugenia

Martha Debayle se sincera y cuenta cómo enfrentó la enfermedad de su hermana

Luego de atravesar de manera muy discreta la crisis de salud de Eugenia, la conductora abre su corazón y narra cómo vivió éste, el momento más difícil de su vida

by Tania Galván

Dicen que después de la tormenta viene la calma, una calma que por fin ha llegado a casa de Martha Debayle.  Luego de atravesar de manera muy discreta la crisis de salud de su hermana Eugenia, quien fue hospitalizada en mayo pasado, la conductora se sincera y a través de una carta editorial publicada en la revista Moi, abrió su corazón y dio detalles de cómo enfrentó la situación, momento que describió como el más difícil de su vida.

marthaVER GALERÍA

“Eran la 4:45 p.m. de un martes que suponía ser cualquiera, pero yo estaba camino al hospital a 100 kilómetros por hora para ver a mi hermana Eugenia que estaba grave. No hice más de 10 minutos y en 10 minutos revisité, repasé, recordé, y perdoné todas y cada una de las historias que he vivido con mi hermana, la más chiquita de todos, mi casi gemela, mi compañera de vida, de juego y de chamba, de penas y alegrías, de viajes, de compras. Mi consejera, mi casi extensión”.

Con miedo y con todas las preguntas del mundo, la también locutora se enfrentó a esta jugada de la vida con la que no contaba y que incluso la hizo recordar sus años de infancia, que siempre estuvieron marcados por el amor familiar y la peculiar relación con sus hermanos: “La conexión es rarísima. Nosotros somos cinco hermanos; con uno me agarraba a trancazos por el control de la tele y él me amedrentaba jugando con los chacos encima de mí. Otro dejaba su coche estorbando el mío solo por joder así que yo le corté sus pantalones de lino nuevos pa’ que se le quitara. Entre las mujeres había más paz, mi hermana mayor era toda armonía, pero no dejaba que ni Eugenia ni yo entráramos a su cuarto y tocáramos la colección de discos de The Beatles; nos caía en las patas, y camino al colegio en Nueva York me iba regañoteando por hacerme pipí en la cama, por no bañarme en la mañana (hasta la fecha siento remordimiento por ese maltrato jajaja). A Eugenia yo le robaba a sus amigas y la dejaba jugar a la casita con las mías siempre y cuando aceptara ser el perro de la casa, en cuatro, ladrando y todo. Qué horror. Hoy Eugenia me martiriza porque yo soy muégano y a ella le gusta su espacio (pesadísima)”.

Martha-EugeniaVER GALERÍA

-¡Está de regreso! Eugenia Debayle, recuperada y feliz reaparece en las redes sociales

-Eugenia Debayle, recuperada y de vuelta al trabajo: 'Está sensacional'

-'Alive & Kicking': Eugenia Debayle reaparece tras meses de especulaciones sobre su salud

Tras el trago amargo y luego de tener que re-valorar  la vida y a su hermanita, Martha logró encontrar en todo esto la lección: “Este verano para mí y para todos los que amamos a Eugenia, propios y cercanos, fue el verano del infierno. Porque la vimos cerca, porque nos forzó a replantearnos la vida entera, porque nos empujó a imaginarnos cosas que uno nunca quiere pensar. ¿La ganancia? Que Eugenia está aquí y está bien. Y así queda este verano como uno pésimo; uno que ya pasó y que nos marcó a todos”, finalizó.

Un vídeo publicado por Martha Debayle (@marthadebayle) el

Aunque no reveló qué fue lo que llevó a Eugenia de emergencia al hospital, es un hecho que la recuperación de la editora va cada día mejor. La semana pasada, las hermanas protagonizaron un divertido video durante el pre-festejo de cumpleaños de Martha en la oficina; en el clip, se ve a las hermanas cantando a todo pulmón Hasta que te conocí, uno de los grandes éxitos del fallecido Juan Gabriel. Sin duda, el mejor regalo de Martha en este cumpleaños es el hecho de tener a su hermana sana a su lado creando más recuerdos de vida.

 

Más sobre: