mamamaraton

¡Super mamá! Esta 'runner' rompió un Record Guinness de la manera más especial

by Fernanda López

Conoce a Theresa Marie Pitss, una mamá de Kalispell Montanaque que ha sorprendido al mundo de los runners al romper nada más y nada menos que un Récord Guinness por competir y concluir, un maratón completo -42 kilómetros- mientras empujaba a tres de sus hijos en una carriola de casi 70 kilos.

Facebook: Theresa Marie Pitss

En primer lugar, esta madre de ocho niños, se lanzó a la aventura sin ninguna experiencia previa en maratones completos y lo hizo con sus tres hijos más pequeños, Evan de 4 años, Anders de 2 y Avi de 5 meses. Todo esto en un total de 4 horas y 25 minutos, lo que fue cinco minutos más rápido que el récord anterior de 4 horas y 30 minutos.

Durante una entrevista para la página estadounidense Babble, Pitss confesó encontrarse muy nerviosa por los posibles resultados previo a la competencia, ya que llevar a sus hijos con ella era una gran responsabilidad y también un gran desafío.  "Este fue mi primer maratón completo. No tenía ni idea de qué esperar ", le dijo a Babble. "Habían tantas cosas que podían salir mal, pero decidí mantenerme positiva y concentrarme en todo lo que podría salir bien. Simplemente quería salir, dar lo mejor de mí y divertirme con la aventura por delante ".

Pero no termina ahí; resulta que este es el segundo récord mundial al que Pitts se hace acreedora, ya que hace un mes corrió medio maratón en Helena, Montana -con su carriola triple, por supuesto- y registró un tiempo de 2 horas 1 minuto, superando por mucho al récord anterior. Sin embargo, Theresa parece tomar todo con calma y ​más allá de presumir lo que muchos verían como un logro trascendente, prefiere disfrutar del momento y la satisfacción de haber conpartido una de sus actividades favoritas con sus seres queridos. 

maratonmom

"Para sobrevivir a todo esto, sabía que tenía que mantener un ritmo muy estable", dijo Pitts a Runner's World. Ella comparte que tuvo que parar dos veces en el camino para atender a sus hijos. A 9 kilómetros de empezar, tuvo que abrochar a Anders, de dos años, en su asiento, y en la marca de 12 kilómetros, tuvo que parar para darle su biberón a la pequeña Avi.

Esta super mamá comenzó a correr en el año 2013, después de un fuerte periodo de depresión y pronto encontró en esta actividad la terapia ideal para seguir adelante con su vida. "Lo veo como si estuviera simplemente recorriendo el campo con mis hijos en una hermosa mañana de verano. Pienso que es mejor que sentarse en casa a ver videos de YouTube", dijo la feliz madre a la página Babble. 

Más sobre: