cartamama

'Ser diferente está bien', esta mamá agradeció a una desconocida el increíble gesto que tuvo con su hijo

by Fernanda López

Leah Carrol es mamá de un niño muy especial, y recientemente compartió en Facebook una conmovedora publicación que se ha vuelto viral. En la carta, expuesta en su perfil, Leah agradece a una completa extraña el increíble gesto que tuvo con ella y con su pequeño al enfrentar de manera admirable las preguntas que sus hijos le hacían en voz alta sobre la condición de Malachi y todas las cosas que lo hacen diferente a ellos.

Leah se encontraba comiendo en un restaurante de Cleveland cuando dos niños comenzaron a señalar a su hijo de 5 años. Malachi nació con sólo 24 semanas de gestación, y presentó diversos problemas que causaron que su desarrollo cognitivo se viera gravemente afectado, por lo que tiene capacidades diferentes a las de otros niños de su edad. Algunos de sus diagnósticos incluyen hidrocefalia con derivación VP, encefalopatía isquémica hipóxica, parálisis cerebral, incapacidad visual cortical, epilepsia, reflujo severo y anormalidades ortopédicas.

Cuando estos dos jovencitos notaron las visibles diferencias entre Malachi y ellos, no pudieron evitar cuestionar, inocentemente, a su mamá sobre el por qué de esto. Fue entonces cuando la valiente madre tomó la decisión de no evadir la situación callándolos y prefirió acercarse a Malachi para darles una valiosa lección.

Leah escribió en su carta:

"A la mamá de tres niños en Chick-Fil-A: Sentí tu pánico cuando tu hijo de cinco años señaló a mi hijo en su silla de ruedas y gritó: "¡Mamá mira a ese chico!". Ella se inclinó hacia delante y le dijo en voz baja a él y a su hermano de tres años que no debían decir cosas así y que era de mala educación apuntar o mirar. Pero como en la mayoría de los casos, estas sugerencias son inútiles con las mentes jóvenes y curiosas, por lo que los niños siguieron mirando y preguntando en voz alta sobre las diferencias de mi hijo. Cuando te diste cuenta de que tus susurros no funcionaban, vi el pánico desaparecer, tomaste un respiro profundo y diste un gran paso de coraje. Trajiste a tus muchachos hasta Malachi y dijiste: "¡Apuesto a que le gustaría conocer sus nombres!". Mientras tus hijos se presentaban, mi pequeño Malachi comenzó a sonreír de oreja a oreja y balbuseaba de nuevo hacia ellos. La alegría en su rostro trajo lágrimas a mis ojos; a él le encantan a los niños de su edad, pero casi todos tienen miedo de venir a hablar con él."

"Tus muchachos continuaron haciendo preguntas sobre sus pies, su silla de ruedas, por qué sus piernas no funcionan, o por qué él mantiene la boca abierta todo el tiempo. Tú tomaste el tiempo para educar a tus hijos en ese momento y ayudarles a entender que ser diferente está bien. Les dijiste que ser diferente no es algo que temer y que estaba bien hacer preguntas. Gracias por darle a mi hijo la oportunidad de conocer a los tuyos. Gracias por ser el tipo de madre que educa a sus hijos en lugar de frenéticamente tratar de silenciarlos. Las madres con hijos con necesidades especiales tienen que desarrollar pieles duras, nos acostumbramos a miradas, comentarios y susurros. Por favor, sepa que se necesita mucho para ofendernos, sobre todo cuando los comentarios vienen de niños pequeños. Dale a tus hijos la misma gracia que les damos nosotras y aprovecha la oportunidad para enseñarles sobre las diferencias. Así que mamá del restaurante Chick-Fil-A , gracias por criar a tus hijos para abrazar a niños como Malachi. Y gracias por darle a mi hijo algo por lo que sonreír."

cartamama2

Tras su publicación, Leah obtuvo una respuesta inmediata de las redes sociales y su experiencia ha sido compartida más de 70 mil veces. Durante una entrevista con Mirror Online, la orgullosa madre declaró que ella y su esposo Jake están convencidos de que su pequeño fue enviado a la Tierra por una valiosa razón y esperan que su paso por este mundo le enseñe a la gente sobre el amor, la comprensión y la bondad. Ellos describen a su hijo como un niño normal de 4 años y han decidido perimitirle luchar, indepentientemente del resultado. "Él ha tenido 12 cirugías y varias hospitalizaciones, pero ha continuado la vida con una sonrisa en su rostro. Él tiene un espíritu que haría que cualquier corazón se derrita y muestra amor incondicional y alegría a todos. Somos muy bendecidos por tener un hijo tan único y especial".

Más sobre: