enfermera

'De paciente a enfermera’, esta joven ha decidido dedicar su vida a los niños

by Fernanda López

Clara Markiewicz supo que quería ser enfermera desde que tenía 10 años de edad. Tras una larga batalla contra el cáncer y un duro tratamiento que la mantuvo casi toda su infancia entre hospitales, la valiente jovencita encontró su amor por la profesión y decidió que quería dedicar su vida a cuidar de otros niños. Una década más tarde, Clara ha cumplido su sueño y se encuentra realizando sus prácticas de enfermería infantil al lado de una de las mujeres que la inspiró al cuidar de ella cuando era pequeña.

Cuando Clara tenía apenas cuatro años, sus padres notaron unos extraños moretones que cubrían prácticamente todo el cuerpo de su hija; al llevarla al hospital fue diagnosticada con leucemia mieloide aguda (AML), un tipo de cáncer raro que ataca a los glóbulos blancos. Tras el desgarrador diagnóstico, la joven tuvo que pasar los próximos seis meses internada en el Royal London Hospital de Whitechapel. Clara vivió allí con su madre y se sometió a cuatro rondas de quimioterapia, así como varias operaciones antes de ganarle la batalla a su enfermedad.

Años después Clara, se inscribió en la Universidad de Southampton para cursar la carrera en Enfermería Infantil y fue enviada al Southampton Children's Hospital para realizar sus primeras prácticas. Durante una entrevista para Daily Mail, ella aseguró que su amor por esta profesión surgió de su admiración por las enfermeras que cuidaron de ella cuando era pequeña. "Tenía alrededor de 10 cuando me di cuenta de que quería ser una enfermera. Siempre he amado a niños y sé de primera mano lo importante que son estas mujeres para ellos.”

Lo que Clara no sabía, era que en aquel hospital donde realizaría sus prácticas, la esperaba una grata sorpresa, pues dentro del personal que la capacitaría durante algunos meses, se encontraba un rostro que le resultaba bastante familiar; su enfermera favorita de la infancia: Kate Pye. “Estaba sentado con mi almuerzo y entró una mujer. Era obviamente muy mayor, pero estaba hablando con mucha gente. Estaba tratando de mirar su placa de identificación sin caer de mi asiento o ser notado porque pensé que la reconocí. Entonces ella me llamó la atención y dijo "yo te conozco " Fue increíble, ambos teníamos fotos antiguas que intercambiamos y mostramos el uno al otro. Fue muy bueno verla.” Relató Clara al Daily Mail.

enfermeras

La veterana Kate se sorprendió al encontrarse con ella, nuevamente en los pasillos de un hospital pero con la gran diferencia de que ahora en vez de ser paciente, era una de las jóvenes con bata dispuestas a cuidar de los niños. “A mí me parecía lo mismo, aunque yo estaba de pie frente a una estudiante de enfermería de 20 años, yo todavía podía ver a la pequeña de cuatro años de edad.” Comentó "Ella fue tan valiente y ha pasado por tanto; se ha superado, ha viajado, y ha ayudado a otros, por lo que es increíble reunirse de nuevo. Estoy segura de que será una brillante enfermera.”

Clara recuerda a Kate muy claramente, pues es uno de los tantos motivos por los que decidió ser enfermera. “Recuerdo que cuando mi madre estaba fuera, ella se sentaba en mi cama o se metía debajo de los edredones para mirar películas conmigo. Ella era mi enfermera favorita. ” Estas mujeres han decidido dedicar sus vidas a las personas que más lo necesitan, llegando a trabajar turnos de hasta 12 horas sin parar, creando vínculos muy fuertes con los niños a los que cuidan, por lo que Clara está convencida del gran trabajo que hacen estas heroínas y asegura haber encontrado la mejor manera de retribuir al mundo todo lo que alguna vez, mujeres como Kate, hicieron por ella.

Más sobre: