hombrecoma

Él llevaba varios días en coma, pero la visita de su perrita al hospital logró revivir la esperanza

Giovanni, de 73 años, sufrió un infarto mientras paseaba al lado de su perrita Nancy por las calles de Spinea, una pequeña provincia de Venecia en Italia. Los médicos no dieron un buen diagnóstico y, mientras lo reanimaban, el hombre cayó en coma, lo que redujo las esperanzas de que volviera a estar consciente.

Su hija, Deborah del Sere, con el corazón destrozado, comenzó a hacer los preparativos para que Giovanni se fuera tranquilo y, sabiendo lo unido que era a su pequeña Nancy, decidió llevársela para que se despidieran una última vez. Además, desde lo ocurrido, la perrita había estado muy deprimida, sin comer y acostada siempre cerca de la puerta esperando la llegada de su compañero.

Gracias a las políticas del hospital en el que está internado, Nancy pudo entrar sin problema hasta la habitación y ahí, Deborah la colocó encima de su dueño, mientras uno de los enfermeros grababa el emotivo encuentro. Lo sorprendente es que, mientras ocurría todo, Giovanni esbozó una ligera sonrisa, además de haber mostrado reacciones físicas ante la presencia del animal.

Al ver esto, Deborah decidió compartir en Facebook el video y la historia de su padre con la esperanza de que otros centros médicos cambien sus políticas y permitan que las mascotas visiten a sus amos, algo que seguro los ayudará a salir de la enfermedad. Aunque desafortunadamente, Giovanni aún sigue en coma, los médicos han visto una gran mejoría en su salud y esperan que Nancy lo ayude a despertar.

Más sobre: