La policía lo detuvo pensando que conducía ebrio y él demostró lo contrario usando sus habilidades de mago

Los viernes por la noche es muy común que haya un par de estudiantes conduciendo bajo la influencia del alcohol, razón suficiente para que la policía esté más al pendiente de cualquier vehículo que les parezca sospechoso. Por esa razón, no dudaron en detener a Blayk Puckett, quien conducía a una muy baja velocidad camino hacia la Universidad.

Esto ocurrió en Arkansas, en donde el chico estudia. Al escuchar la sirena de la patrulla, Blayk se detuvo y siguió todas las indicaciones de los dos oficiales. Según explicó, su velocidad se debía a que tenía una de sus luces rotas, por lo que decidió conducir con precaución mientras se dirigía de la biblioteca al campus de su escuela.

Hasta ese momento, la revisión de rutina de estos dos policías no era diferente a cualquier otra que hubieran hecho, sin embargo, al pedirle al joven que saliera del vehículo y notar una bola en el bolsillo del pantalón de éste, tuvieron que preguntar de qué se trataba. “Esto podrá sonar un poco extraño, pero soy un mago, es una bola mágica”, explicó Puckett, según se puede escuchar en el video captado por la cámara instalada en la patrulla.

Ante la curiosa respuesta, uno de los policías pidió ver un truco, sin embargo, el chico les dio algo más: un breve y divertido show de malabarismo, demostrando no sólo su talento, sino que no había bebido ni una gota de alcohol aquella noche. Tras verlo, los dos oficiales lo dejaron ir y claro, le confesaron que lo habían parado sospechando que iba conduciendo en estado de ebriedad. “Obviamente estás bien, nadie puede hacer eso intoxicado”, le dice uno de ellos antes de dejarlo ir.

El clip fue compartido en el canal Youtube llamado Police Activity, en donde distintos departamentos de policía comparten videos que pueden resultar educativos e informativos, no sólo para los jóvenes, sino para la sociedad en general.

Más sobre: