jimmy

La emotiva celebración de este pequeño al terminar su tratamiento te dejará sin palabras

No hay nada más bello que celebrar la vida y eso lo sabe mejor que nadie Jimmy Spagnolo, un pequeño de seis años que se ha vuelto viral en redes sociales gracias a un video que muestra su conmovedora reacción al enterarse de que su tratamiento contra el cáncer había concluido.

Después de un largo año de lucha, el valiente jovencito concluyó exitosamente su batalla contra esta dura enfermedad y no dudó ni un segundo en celebrar eufóricamente junto a sus seres queridos. En el video, ahora, viral, se puede ver a Jimmy tocando efusivamente una campana del hospital en señal de su éxito; entre saltos, bailes y abrazos a mamá, el niño transmite su alegría en las indescriptibles imágenes tomadas por el personal del hospital de Pittsburgh, en el estado de Pennsylvania.

"La música está en su alma", dijo Lacie Spagnolo a ABC News sobre la reacción de su hijo. Según explican desde el Hospital de Niños de Pittsburgh, el sonido de la campana puede tener muchos significados. “Puede significar el sonido de las lágrimas, la fortaleza, el temor, del coraje, la duda, la satisfacción, el alivio y la felicidad, todas las emociones por las que él y los que le rodean, han pasado antes de celebrar su logro", informan en su perfil de Facebook. Y describen que "la emoción en la sala ha sido increíble".

La batalla de Jimmy contra el cáncer comenzó hace mucho, cuando él tenía apenas cuatro meses de edad. Desde entonces su madre se ha dedicado a relatar la historia y los avances de su pequeño superhéroe en una cuenta de Facebook llamada “I´m Praying for Jimmy Spagnolo” .

En la cuenta se pueden leer mensajes llenos de motivación que reflejan el camino que han recorrido Jimmy y su familia. “Han habido momentos durante los últimos seis años y medio en los que podríamos habernos resignado y aceptar lo que era mientras lo dejábamos avanzar. De pie en esa habitación de hospital después de escuchar el diagnóstico, todos nos encontrábamos devastados. Me acerqué a Jimmy, quién estaba sentado en su cuna y él sonreía como loco, estaba completamente desfasado de todo, no estaba preocupado en absoluto por lo que los doctores nos dijeron. Así que tomé la decisión de salir adelante desde aquel día. La sonrisa de Jimmy nos ha dado, como su familia, una gran fuerza para creer en algo superior. Continuaremos persistiendo, continuaremos sanando y perseveraremos. Seguiremos la dirección de Jimmy, te seguiremos a cualquier lugar que vayas pequeño.” Informan en su perfil de Facebook.

El pequeño aún tiene el tumor, pero su tamaño se ha reducido por lo que los médicos confían en que podrá convivir con el mismo.

Más sobre: